El peso del tema económico

Primera División Kudelka pide una actualización de su contrato en Talleres para renovar y no es precisamente el esfuerzo que Fassi planea hacer. La clasificación a la Copa no es excluyente

por Federico Jelic (de nuestra Redacción)

Talleres está a un paso de cumplir el objetivo de clasificar a una Copa Libertadores, además de presumir uno de los mejores niveles de fútbol en la Primera División, que equipo cosechar elogios de todos los rincones, sin embargo, la continuidad de Frank Kudelka al frente del proceso no está garantizado para después del mundial. Ya son casi cuatro años de este exitoso ciclo que rescató al albiazul de los pantanos del Federal A para después de dos ascensos, descansar en la máxima elite nacional. Mucho tuvo que ver Kudelka en esos progresos pero tampoco se puede relativizar en lo más mínimo la gestión de Andrés Fassi. Desde el arribo del presidente con la bandera de Pachuca en primer término conformó una revolución que hoy disfruta el pueblo albiazul, con más claros que grises, guste o no. Hasta ahí nada de otro mundo, sin embargo, el idilio muestra los primeros síntomas de ruptura.
Y no se trata de una pelea irreconciliable ni diferencias abismales. Es parte del desgaste de una relación que caminó a la par, se alimentó con el aporte simultáneo de ambas partes, no obstante, el aspecto económico en este caso prevalece sobre todos los detalles.
Para hacer sencillo el entendimiento: Kudelka pretende una actualización de contrato a la altura de muchos equipos encumbrados y Fassi no tiene en mente realizar un esfuerzo soberano para retenerlo como quizás pudo hacer en otro momento del ciclo. El DT tiene otros ofrecimientos de países vecinos y del mercado local, pero su prioridad es Talleres. El entredicho mediático entre ambos no fue el desencadenante pero marcó la cancha para ambos costados. ¿Tendrá Fassi plan B o buscará conservarlo? Kudelka se ajustó al traje que necesitaba la nueva dirigencia, incluso sin tener gran injerencia en los refuerzos. El crecimiento deportivo no admite objeción. No hubo frustraciones futbolísticas y la política del club de incorporar apuestas para después vender valores propios o revalorizados por el proceso prima sobre todas las cosas, incluso por sobre el apellido de prestigio del DT. A falta de tres partidos, con el boleto a la copa a punto de sacar, este manto de incertidumbre no parece afectar tanto a Fassi ni a Kudelka, como sí a Talleres.

Twitter: @fedejelic

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar