Entre consolidarse y dar el salto

Los equipos cordobeses pugnan por distintos objetivos para 2018

por Federico Jelic (de nuestra Redacción)

Pasado año nuevo y los festejos y promesas de un mundo mejor con desafíos que se repiten una vez en voz alta, es tiempo de la acción. En ese sentido, por Córdoba sus equipos abundan con altibajos, con deseos de consolidación de proyectos en algunos casos, con dar el salto esperado, a poner freno de mano y rogar que la temporada termine sin más sobresaltos.

Talleres es el caso más resonante de encontrarse en condiciones de animarse a más. Mientras lamenta que su eficacia en la red sea desproporcionada con las jugadas que genera, se ubica en zona de copa Libertadores, por lo que la tendencia marca una posible clasificación solo sosteniendo el rendimiento logrado hasta el momento. Belgrano por su parte tuvo que hacer un trabajo más de base, con el cambio de DT, pero con Pablo Lavallén parece haber recuperado la épica. De sentirse amenazado con los promedios del descenso a pelear un casillero en la Copa Sudamericana. Está claro que el equipo de Frank Kudelka arrastra más rodaje con su estilo de juego y desde todos lados opinan que debería tener una mejor cosecha, sin embargo, no es para despreciar ni relativizar el utilitarismo conseguido por el club de Alberdi, que hizo de su localía un feudo inexpugnable como mayor argumento del 2017 y que podría depararle una sorpresa agradable en junio. ¿Por qué no?

Instituto es quien más padece la irregularidad propia. Se armó como para ser protagonista pero en apenas cinco meses ya cambió el DT que armó el plantel y su estandarte fundamental para esta campaña, Ezequiel Videla, no sabe que más hacer para firmar su salida del club. Incómodo en Alta Córdoba, con rendimientos por debajo de lo esperado, acusa a la prensa como un enemigo mientras dentro de la cancha no se aprecia ni las medias de aquel volante que ilusionó a todos con Darío Franco (de nuevo en el club) y que salió campeón con Racing Club. El enemigo no está dentro de las filas. La paranoia no es buena consejera. Se viene el año del Centenario de Instituto en septiembre y los anhelos de celebrarlo con el ascenso ya en Primera, parecen lejanos.

Racing es quien no quiere despertar. Como para continuar con la euforia se prepara en pos de la Copa Argentina, sabiendo que el Federal A que tanto le costó conseguir, recién podrá saborearlo después del mundial. Interesante sería saber si el DT francisco Silva seguirá en su cargo o se apostará a otro proyecto, y que las nuevas dirigencias que tomen las riendas en marzo tengan presente no repetir errores del pasado que llevaron a la institución al concurso preventivo. Pero está parte de la película comenzará a analizarse después de Rusia 2018. Talleres y Belgrano son quienes apuntan a dar el salto, Instituto a no seguir retrocediendo soñando con la hazaña mientras que en Nueva Italia, el deseo de consolidarse y volver a ser es lo más imperioso de todo.

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar