Buscan combatir la emergencia ambiental en Villa El Libertador

El municipio comienza a licitar los drenajes en la zona

Por Sheila Di Bert, de nuestra Redacción
@sheidibert

Buscando dar respuesta a una problemática que data de varias décadas atrás, la Municipalidad de Córdoba anunció ayer que ejecutará la obra de drenaje lineal en la zona afectada por la emergencia ambiental en barrio Villa El Libertador, para reducir la elevación de la napa freática. Las acciones, que estarán a cargo de la empresa Cocyar S.A., requerirán una inversión de más de 16 millones de pesos, otorgados por el Banco Mundial a través de una línea crediticia destinada al mejoramiento barrial. La obra tendrá dos etapas de ejecución: en primera instancia, se realizará el drenaje lineal sobre el total de 34 manzanas y, una vez finalizada esta fase, se comenzará con la construcción de la red de cloacas que, en un primer momento, permitirá la conexión del 30 por ciento de los hogares en emergencia.


En diálogo con HOY DÍA CÓRDOBA, el director de Redes Sanitarias y Gas del municipio, Daniel Bardagi, hizo especial hincapié en el origen de los fluidos estancados. “El 80 por ciento del agua acumulada es producto de las lluvias y sólo el 20 por ciento lo proporcionan los pozos negros de los vecinos”, dijo, por lo que anticipó que la construcción de la red cloacal será clave para terminar de combatir el problema. “Con el drenaje vamos a captar las aguas que bajan al canal y vamos a lograr que disminuya el nivel freático en las 34 manzanas, evitando problemas en pozos negros, hundimientos de casas y rajaduras”, explicó Bardagi. Sin embargo, aseguró que “el problema sanitario va a persistir hasta que se haga la obra de cloacas, que se va a licitar el mes que viene”. En cuanto al plazo de ejecución del drenaje, que comenzará a realizarse dentro de 40 días aproximadamente, el funcionario estimó que será de tres meses.


Consultado sobre posibles beneficios para los vecinos que conviven desde hace años con el hundimiento de sus casas, Bardagi dijo que el municipio otorgará ayuda para solucionar “la parte sanitaria de las viviendas dañadas, como el cegamiento de los pozos negros y la conexión individual a la cloaca”, pero descartó un posible auxilio para resguardar las estructuras edilicias. “Ante la inacción de la Provincia (que tiene la potestad sobre las napas y las aguas subterráneas) de tomar cartas en el asunto y construir el drenaje, el municipio encarará la obra como un beneficio para los vecinos, aunque no nos corresponda hacerlo”, finalizó. 

 

El plan para saldar la deuda con los vecinos de zona sur
Los aspectos técnicos de la obra prevén la instalación de un conducto de PVC de 1.300 metros lineales y la construcción de una estación de bombeo que elevará los líquidos extraídos con destino al Canal Maestro Sur. La planta estará equipada con aparatos electromecánicos y su supervisión estará a cargo de la Dirección de Redes Sanitarias y Gas.

Según explica el director de la repartición, Daniel Bardagi, el municipio realizó un estudio ambiental bajo la supervisión de un geólogo, en el que se determinó que coincidiendo con el perímetro de emergencia (comprendido entre las calles Carmelo Ibarra, Francisco Pablo de Mauro, Villa María y Calamuchita) hay una capa de terreno impermeable a siete metros, que es lo que impide que se infiltren los fluidos y, conjuntamente con el canal maestro sur, forman una pileta de natación que contiene los líquidos. “Con esta planta vamos a captar las aguas que bajan hacia el canal, drenándolas y beneficiando a más de 4.000 vecinos del sector”, explicó el funcionario. 

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar