Dos policías fueron imputados por la muerte de Pablo Rielo

Por no ayudar al hombre que había consumido extasis en una fiesta electrónica

Dos policías fueron imputados ayer por haberle negado ayuda a Pablo Rielo, el personal trainer rosarino que en diciembre de 2017 murió luego de consumir al menos una pastilla de Mdma (éxtasis) durante una fiesta electrónica en Córdoba.

El fiscal a cargo de la causa, Marcelo Fenol, señaló que los uniformados fueron imputados por “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, luego que se constatara que Rielo les había solicitado que lo trasladen a un centro asistencial, algo que los efectivos se negaron. “Al lugar acudió un móvil policial y simplemente pasó la novedad de que la persona se encontraba borracha o intoxicada”, dijo Fenol en declaraciones a Radio Mitre Córdoba.

Para el fiscal, al negarle la ayuda, los efectivos omitieron cumplir con lo que establece la ley, que señala que “en caso de encontrarse una persona intoxicada por alcohol o estupefacientes debe ser trasladada por su resguardo”. “Incluso la misma víctima intentó subirse a la caja del móvil para ser trasladado, pero los policías lo corrieron y se fueron de lugar dando por radio la novedad de que había una persona ebria”, agregó Fenol. Según la autopsia, la madrugada del domingo 3 de diciembre, durante la fiesta desarrollada en el Complejo Forja, Rielo consumió al menos una pastilla de éxtasis.

Tras el malestar, la víctima fue en busca de ayuda y sufrió una falla multisistémica que le ocasionó la muerte en el Hospital de Urgencias, a donde fue trasladado por el servicio 107.  Vecinos de la zona denunciaron públicamente que aquella madrugada la Policía no lo quiso trasladar al Hospital Urgencias, que los médicos del predio no salieron a atenderlo y que la ambulancia se demoró cerca de una hora. Al conocerse el hecho, testigos denunciaron, además de la demora de la ambulancia y la negativa de los policías a atender al hombre, que los médicos del predio no salieron a atenderlo.

Según especificaron, los facultativos señalaron que el servicio era “sólo para los que estaban dentro del predio”. Rielo fue la tercera víctima por intoxicación en una fiesta electrónica. Los anteriores víctimas fueron Francisco Mignola, quien falleció en 2014 tras una rave en Valle Hermoso y Tania Abrile, quien murió la vida tras un espectáculo que se brindó en el Orfeo en 2016.

24 Septiembre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar