Faltante de armas: Mosquera respaldó a la Policía

El nuevo secretario de Seguridad, Alfonso Mosquera, respaldó esta mañana a las autoridades de la Policía de Córdoba a partir de una denuncia penal que presentó un abogado por el supuesto faltante de 1.500 armas

"Es un informe que no llegó a ser tal, sino un borrador. No lo damos como un documento definitivo. La idea era seguir haciéndolo", dijo Mosquera en relación a la denuncia que presentó ayer el abogado Marcelo Touriño ante la Justicia por un faltante de 1.500 armas en la Policía en el inventario del año pasado respecto del recuento de 2007. La presentación judicial implica al ahora ex secretario de Seguridad de la Provincia, Diego Hak, y alcanza además el jefe de Policía Gustavo Vélez y el subjefe Gustavo Folli Pedeta. 

"Hay un documento preliminar, y una denuncia. Esto no nos escandaliza. Estamos al servicio de la investigación de los hechos", recalcó hoy Mosquera en declaraciones a Radio Mitre. “Esto es en el marco del reordenamiento del stock de armas. Se encargó un relevamiento del stock de armas. Cuando empezó este relevamiento comenzaron a surgir obstáculos que impidieron que este trabajo sea un trabajo complejo. Databa de los primeros años del siglo pasado. Y agregado que los libros mayores de un stock anterior, habían sido secuestrados con motivo de la investigación del faltante de las 72 armas”, dijo.

De esta manera, el flamante secretario del área respaldo las declaraciones del subjefe de la Policía de Córdoba, Gustavo Folli Pedetta, quien ayer brindó una conferencia de prensa para desmentir el faltante. "No es que faltan 1.500 armas. Resulta que hay una inconsistencia marcada entre cantidad de armas que se dice que hasta el momento faltaban. En el informe dicen que son 1.500 pero que hay 1.700 y pico de armas más que se entregaron a personal policial y que no están, eso quiere decir que sobran armas", expresó el funcionario policial.

Según explicó Folli Pedetta, "no están registradas porque primero se hacen pruebas y comparaciones; recién cuando el arma está óptima se la registra". Y agregó: "Quiero que la sociedad se quede tranquila porque no es que faltan 1.500 armas, porque puede transmitir inseguridad que no es así", añadió. Por su parte, la titular del Tribunal de Conducta Policial, Ana Becerra, confirmó que su dependencia tomó de oficio la denuncia "porque es lo que empezó a circular y es lo primero que llega al tribunal: el video que está circulando en los medios”.

Sobre la situación de Hak, Mosquera sólo se limitó a decir que “la decisión política que creo es facilitarle a la Justicia todos los elementos que requiera para que resuelva. La denuncia está en manos de la Justicia”. Cabe recordar que el ex funcionario debió dejar el cargo la semana pasada luego de quedar envuelto en una grave denuncia por el supuesto cobro de coimas a empresarios de la noche. 

El faltante no pasó desapercibido por los legisladores de la oposición, que comenzaron a pedir explicaciones. Por caso, la parlamentaria Liliana Montero expresó: “Primero fueron cómplices del robo de armas que día a día aparecen en manos de los delincuentes, en el medio se realizan millonarias compras directas de uniformes y camperas a precios sobrevaluados, situación que se repitió recientemente y fuera denunciada por una empresa participante de una licitación de ropa para la Policía barrial y finalmente compran 2000 armas para reemplazar algunas y para entregar a nuevos agentes. Ahora resulta que habría un faltante de armas. La seguridad es cosa seria, pero en esta provincia desde hace 20 años la meten al barro, ensuciando a la institución policial, jugando con el dinero y la seguridad de los cordobeses. Así no va más”. A su vez reiteró que va a insistir con la presencia del Ministro Massei en la Legislatura.

A su tiempo, el legislador del interbloque Cambiemos, Javier Bee Sellares, recordó que en marzo pasado presentó un proyecto en la Unicameral para que una comisión de la legislatura tenga el control de armas de la Policía. 

 

Compra de vestimenta

En la misma jornada, se supo que la empresa Warma SA realizará en los próximos días un pedido de amparo contra la Provincia por haberle negado la participación en la licitación para la compra de uniformes para la Policía Barrial. Según indicó ayer la firma, el pasado 13 de junio, el Ejecutivo provincial desestimó su oferta porque los sobres internos tenían la rúbrica y el sello de la compañía.

El apoderado de Warma SA, Guillermo Sahade, criticó el procedimiento y señaló que la empresa quedó fuera del concurso por “una formalidad que le hará perder a la Provincia mucho dinero”. El informe realizado por el periodista Sergio Carreras da cuenta que los empresarios señalaron que la provincia decidió comprar ropa a un precio más alto y de peor calidad. “Fue un pliego direccionado”, denunciaron.

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar