Mosquera afirmó que la Policía cuenta con más de 25.000 armas

En medio de la denuncia ante un supuesto faltante de más de 1.500 unidades

El secretario de Seguridad de la Provincia, Alfonso Mosquera, dio ayer números finos respecto de la cantidad existente de armas en poder de la Policía de Córdoba y de la Justicia. De esta manera, tras ser nombrado el martes por el gobernador Juan Schiaretti, el ex legislador compareció nuevamente ante la prensa, a los fines de capear un temporal que apenas lleva dos semanas tras la denuncia del ex secretario, Diego Hak, contra su padre Ricardo por supuesto cobro de coimas a empresarios de la noche.

Ante la denuncia realizada por el abogado Marcelo Touriño por un supuesto faltante de armas en la fuerza, Mosquera remarcó que la Policía cuenta con “25.705 armas de las cuales 2.497 se encuentran en manos de la Justicia por diversos procedimientos”. “Para llevar un mensaje de tranquilidad a la opinión pública, por supuesto que la Policía conoce la cantidad y calidad del armamento con el que cuenta”, afirmó Mosquera.

Además, el funcionario relativizó los dichos del subjefe de la Policía, Gustavo Folli Pedetta, quien no supo aclarar la existencia, o no, del faltante de armas tras la presentación de Touriño. De manera paralela a esta complicada situación, la noticia del supuesto faltante de armamento desató una tormenta interna dentro de la fuerza, ya que se decidió abrir un sumario para investigar quién le filtró el documento, o borrador según Mosquera, a Touriño.

El tema fue tomado por el propio Gustavo Vélez, jefe de Policía, quien instruyó a la Dirección General de Conducta Policial, a cargo del comisario general Rodolfo González, para que dé cuenta cómo es que el “paper” llegó a manos del letrado. Cabe recordar que la causa recayó sobre la fiscal Anticorrupción de feria Milagros Gorgas, quien ya recibió documentación al respecto sin que mediara una orden de allanamiento porque -según se explicó- “la información fue presentada en la Fiscalía, donde quedó secuestrada”.

Investigan el vínculo Rapoza-Hak

El escándalo desatado por la denuncia realizada por el ex secretario de Seguridad, Diego Hak, contra su padre Ricardo, podría tener ramificaciones importantes de confirmarse las denuncias realizadas por los hermanos Roberto y Julio Moyano, propietarios del after Rapoza.

De acuerdo a lo aportado por los “empresarios”, que señalaron que pagaban coimas a Hak por intermedio de su padre, el vínculo con el funcionario se hizo a través de un empleado del Complejo Esperanza, el establecimiento donde son alojados los menores en conflicto con la ley. El hombre sindicado, cuyos datos no aparecen en la denuncia, sería locutor de Rapoza, animando los shows que se realizaban allí.

Siempre según los Moyano, el contacto con Ricardo “Coco” Hak se hizo a través de este locutor luego de una serie de allanamientos en el local.

A comienzos de mes, Diego Hak denunció a su padre luego de conocer un video en el que se lo observa manteniendo un diálogo con uno de los Moyano, aparentemente recibiendo una coima. Esta semana, Ricardo Hak se presentó ante la justicia y desestimó las denuncias en contra de su hijo.

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar