Oberlin expuso la crisis en las barriadas de la periferia

Mediante un texto, el sacerdote le respondió a quienes critican su militancia

En estos días marcados por la abundancia de imágenes y textos vacíos de contenido en las redes sociales, encontrar un mensaje comprometido con la realidad social parecería ser una misión (casi) imposible. Sin embargo, existen personas que persisten con la idea de transformar estas plataformas digitales en algo más que un mero espacio de esparcimiento. Tal es el caso del padre Mariano Oberlin, referente social de la zona sudeste de la ciudad, quien el pasado jueves subió un conmovedor mensaje a su perfil personal de Facebook, que fue replicado cientos de veces. Interpelando a sus lectores, Oberlin respondió con crudeza a quienes lo cuestionan por “hablar de política” siendo un sacerdote.

“Ayer (por el miércoles) una catequista me comentaba con mucha tristeza una actividad que había realizado con los niños de su grupo, cuyo objetivo era que contaran lo que les gustaría que Jesús les ayudara a cambiar en su vida”, comenzó narrando el sacerdote. “Entre las respuestas, muchos niños pidieron cenar al menos algún día de la semana”, escribió Oberlin, exponiendo la aguda crisis social y económica que atraviesan las barriadas más relegadas de la ciudad.

Sin embargo, según el texto del párroco, conocido por su incansable trabajo de acompañamiento a jóvenes adictos en recuperación, “el pedido más triste fue el de uno de los changuitos que deseaba cambiar el color de su piel”. “Y ese color es el de nuestra tierra, como el de todos los pueblos originarios de nuestro país, de donde han migrado la mayoría de los habitantes de nuestros barrios más humildes, luego de quedarse sin las tierras que habitaron ancestralmente”, aseguró Oberlin.

En esta línea, agregó que “probablemente no corresponda que a ese niño de catequesis le cuente que Jesús sí lo quiere así, tal como es, porque de hacerlo, estaría criticando una parte de la ideología que animaba al ex presidente Sarmiento, quien llegó a preguntarse si ‘¿Lograremos exterminar a los indios?’”.

En el párrafo siguiente, el sacerdote apoyó su argumento en una extensa cita textual en la que el que fuera presidente de la Argentina explicaba su “invencible repugnancia” por los “salvajes de América”, “incapaces de progreso”. En el pasaje, Sarmiento deja explícita la necesidad de “exterminarlos sin ni siquiera perdonar al pequeño, que tiene ya el odio instintivo al hombre civilizado”.

“Así es que supongo que, para no hablar de política ni entrar en conflicto con presidentes ni ideologías, y para no meter el dedo en ninguna grieta, debería decirle a ese niño que siga deseando cambiar de color, o que se acostumbre a eso, porque su lugar en la sociedad es el del asqueroso que merece ser exterminado”, dijo Oberlin, dejando al descubierto la vigencia que aún hoy tienen las ideas de Sarmiento en muchos ciudadanos.

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar