Tanak, la sonrisa de Mäkinen

Rally Argentina El piloto estonio se adjudicó el Rally de Argentina. Completaron el podio Neuville y Sordo. Las sierras de Córdoba vibraron de fanáticos como siempre

La sonrisa en el rostro de Tommi Mäkinen, el Director Deportivo del equipo Toyota, lo decía todo. Como buen escandinavo le cuesta demostrar sus emociones, pero en Argentina desató su euforia ya que la victoria de Ott Tanak con el Toyota Yaris fue inapelable. Ganó lo que quiso ejerciendo una hegemonía impresionante con un auto que se comportó de maravillas, salvo un desliz en el primer tramo del viernes, donde perdió 24 segundos. El abandono de Jari Mati Latvala, el piloto número uno de la escuadra, en el inicio de la competencia lo favoreció porque el arsenal nipón se volcó a pleno para ayudar a Tanak para conseguir su tercera victoria en su campaña deportiva (había triunfado en Alemania e Italia el año pasado).
Tanak sorprendió a propios y extraños. No era favorito en Argentina pero el estonio que, en sus inicios, fue “apadrinado” por Markko Martin se llevó los puntos necesarios para ser el nuevo tercero del campeonato con 72 puntos, algo que renovó la sonrisa de Tommi Mäkinen que parece encaminar su equipo en un mundial de rally que se muestra muy parejo, con un Sebastian Ogier que fue desequilibrante hasta “nuestro” rally. Argentina parece no sentarle bien al quíntuple campeón del mundo, nunca ganó y si bien se llevó puntos importantes de Argentina con su cuarto puesto esperaba “algo más”.
Segundo fue Thierry Neuville que parece constituirse en el gran rival de Sebastian Ogier en el campeonato. El belga era unos de los postulantes al triunfo en Argentina. Pero del dicho al hecho hay mucho trecho y Tanak le birlo la victoria. De todas maneras se fue de Argentina con importantes puntos en la lucha por el título, quedó a diez de Ogier. Los guarismos marcan 100 para el francés y 90 para Neuville, razón por la cual el campeonato está más vivo que nunca. Completó el podio Daniel Sordo, que sin deslumbrar consiguió un tercer puesto meritorio.
Cuarto fue Ogier con el Ford Fiesta del equipo de Wilson, quinto se ubicó Andreas Mikkelsen con el tercer Hyundai. El noruego ganó los dos primeros tramos de la mañana pero igualmente no le alcanzó para ponerle el broche a una buena remontada que protagonizó tras haber caído del segundo al octavo lugar en la primera etapa, producto de un neumático roto. Luego se ubicaron Elfyn Evans (Ford Fiesta), Kris Meeke (Citroen), Esapekka Lappi (Toyota Yaris) y Teemu Suninen (Ford Fiesta).
El “susto” del fin de semana fue el impresionante accidente de Kaille Rovanpera con el Skoda. El pibe de 17 años, una de las promesas del rally, a dos kilómetros de Mina Clavero sufrió un vuelco aparatoso, con varias vueltas, e impacto en un auto particular, cuya propietaria estaba durmiendo. Fue una desgracia son suerte porque no hubo heridos, pero un llamado de atención.
El trabajo de la policía de Córdoba fue encomiable, es difícil controlar a tanta gente que no quiere “perderse” el rally y la organización aprobó el examen, con detalles para pulir. Un párrafo aparte para Alejandro Cancio, quien fue el mejor argentino clasificado. Fue 13 en la general y cuarto en su categoría (la RC2) con el Skoda Fabia.
Mäkinen fue el “dueño” de Argentina ganando siempre con Mitsubishi con las evoluciones 3, 4, 5 y 6 los años 1996, 97, 98 y 99. Sin duda fue un piloto que marcó una época en la historia del rally, y no conforme con esto busca repetir lauros como Director Deportivo. ¿Lo logrará?

© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar