Preocupa el freno en la obra pública

La Uocra de Córdoba advirtió que hay “3.000 puestos de trabajo directos en riesgo”, y que “escasean los fondos nacionales”

El secretario general de la Regional Córdoba de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), Néstor Chavarría, advirtió ayer que como consecuencia del freno que viene sufriendo la obra pública “están en riesgo unos 3.000 puestos de trabajo directos”, sólo en nuestra ciudad y alrededores.

En ese marco, precisó que hay que sumar los empleos indirectos, que son otros 7.000, aproximadamente. Anticipándose a lo que seguramente se verá con mayor profundidad el próximo mes, cuando se informe la situación de mayo, la industria de la construcción en nuestra provincia mostró en abril la primera caída en el nivel de empleo en lo que va del año.

Según un informe del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (Ieric), la cantidad de puestos de trabajo “en blanco” fue de 35.866 personas, en el cuarto mes del año. De este modo, la cantidad de trabajadores ocupados cayó 0,5% respecto de los 36.052 registrados durante el mes anterior.

“El problema es que tenemos temor a que las obras que se están haciendo empiecen a frenarse o directamente se detengan; además, hay varias que están anunciadas, pero advertimos que podrían no comenzar, eso va a ser muy complicado”, explicó Chavarría. Al respecto, indicó que “si bien hay muchas obras que está haciendo la Provincia, y ellos nos han garantizado que no se van a detener, sabemos que en alrededor de un 30 por ciento dependen de fondos nacionales que, seguramente, se van a restringir. Son muchas obras, especialmente viales, como la ruta 9, la 19 y la 60”.

Según Chavarría, de los poco más de 20.000 trabajadores que tiene el gremio en el sector que maneja la filial de Córdoba capital, hay “unos 3.000 que están en un escenario muy peligroso”. Por su parte, en la delegación de Córdoba de la Cámara Argentina de la Construcción hablan de “preocupación” del sector por el nuevo escenario que se abre a partir de los ajustes anunciados por la Casa Rosada.

“Por el momento, no hay atraso, pero hay una fuerte preocupación por el futuro de las obras”, dijo Marcos Barembaum, presidente de la entidad, agregando que “hay un alza muy importante en los costos”. Vale recordar que un informe del observatorio de Comercio Exterior, Producción y Empleo (Cepe), dependiente de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (Umet), reflejó la semana pasada las conclusiones de un sondeo realizado entre dirigentes de diferentes ramas de la actividad, de la que surgió que 24% de las empresas de construcción cree que reducirá personal.

El Gobierno utilizará dinero del FMI para normalizar los pagos
El gobierno nacional se comprometió a usar parte del dinero enviado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para regularizar desde el mes próximo el pago de las obras públicas y evitar así unos 40.000 despidos en el sector. Ese fue el compromiso asumido el martes pasado por el ministro del Interior y Obras Pública, Rogelio Frigerio, ante el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Gustavo Weiss, y del secretario general de la Uocra, Gerardo Martínez. Éste último venía analizando con Weiss un “panorama sombrío” para el rubro, con la pérdida de “40.000 empleos” si el Gobierno no regularizaba pronto los pagos de obras, dado que en algunos casos hay hasta seis meses de atraso. El anuncio de Frigerio permitió frenar -por ahora- la difusión de datos alarmantes, como despidos en masa o una gran depresión en las obras.

24 Septiembre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar