Ensamblados y envejecientes

Porota

Aquí nomás, a la vuelta de la historia de Córdoba. Allí donde se erige un palacio gestado a principios del siglo XX yace un museo con canas. Como ese surco que todos vamos marcando a medida que envejecemos, se escribe el relato que enriquece los mitos y realidades de un emblemático edificio, hoy más conocido como Museo de Bellas Artes Evita – Palacio Ferreyra.

En esas paredes, y gracias a un equipo de personas que se animó a mirarse al espejo, nació un proyecto de ensamble humano que hoy se erige como estandarte y ejemplo de empoderamiento personal y colectivo. Llegó de la mano de la cultura, un término que parece haber quedado olvidado en el cajón de lo prescindible. Y como un soplo de esperanza, el consejo asesor de personas mayores del museo, más conocido como “Ensamble creativo” nos muestra sin eufemismos, sin largas y complicadas explicaciones que la vejez es una etapa de la vida que llega para quedarse. Sumergidos en las profundidades de la diversidad, de la pluralidad y del encuentro con otros y otras; desde el año 2016 un grupo de personas trabaja, crea, construye y comparte un museo diferente, para todos y todas.

Esta semana me regalaron una frase de Gianni Rodari que dice así: “El uso total de la palabra `Para Todos´ me parece un buen lema de bello sonido democrático. No para que todos sean artistas sino para que nadie sea esclavo”. En definitiva, el proyecto del “Ensamble Creativo” desafía la mirada viejista de esta cultura que exacerba la juventud, transformándonos en esclavos de un único estilo a seguir para ser vistos y oídos. El ensamble es democrático, porque incluye. Porque mira a la otra persona así, como lo que es, persona, sin más. Y recupera lo que cada uno tiene para ofrecer y lo potencia. Se trata de “la unión de piezas que forman parte de una estructura y que se ajustan entre sí para formar algo más complejo y organizado”. Un proyecto que nació, creció y hoy se multiplica de la mano de mujeres y hombres envejecientes.

Lo afirmo, lo siento, lo sé: para desprejuiciar una cultura aterrada por el paso del tiempo debemos trabajar con las nociones de vejez que nos habitan y que inconscientemente reproducimos. Para desmitificar el envejecimiento hemos de preguntarnos, qué imagen de ser humano estamos proyectando con nuestras acciones, omisiones, deseos, palabras, miradas, en definitiva, en el hacer diario.

De algún modo, Teresa, Carmen, Cheli, Cristina, María del Carmen, Paty, Mariana, Mariel, Angie, Gachi, Inés y Mica han comprendido el desafío y no solo eso, lo han interpelado. Y así... de su mano, el “Ensamble Creativo” del Museo de Bellas Artes Evita – Palacio Ferreyra cumple dos años. Un proyecto que piensa, vive y sueña, con la complejidad y la riqueza de quien envejece, de quien asume que en un museo no solo se exhibe el arte, sino que también se lo gesta, se lo molde y se lo cocina. Nada viene dado. Allí lo antaño adquiere valor y quien lo mira, lo elije. Oro en polvo sin más.

A todos ustedes... ¡bravo!

Porota
www.porotavida.com
FB:porota.vida
Instagram:@porotavida
YouTube: PorotaVida

© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar