¿La fórmula cordobesa?

El avispero

¿La fórmula cordobesa?

No dejo de sorprenderme. Esto es lo lindo que tiene la política: cuando creés haberlo visto o escuchado todo, aparece circulando esa nueva versión de los hechos que no habías tenido en cuenta, y todo cambia; todo puede ser… “Qué problema que tiene ‘el Gringo’, ¿no? Al final quiso armar una tercera vía para competir con algún éxito en el escenario nacional y parece que quedó en la nada…”, comentaban dos empleados del Panal mientras compartían el almuerzo. “¿Por qué lo decís? No te confundas; ‘el Gringo’ tiene todo controlado. Es más, no estoy tan seguro de que quisiera competir con intenciones reales de ganarle a su amigo Macri; lo que él necesita es un lugar de donde colgar las listas de diputados, nada más. Y para demostrar de que es un hombre de convicciones, dicen que aunque se baje Massa (por Sergio Massa, precandidato presidencial del mismo espacio que Schiaretti) va a apoyar igualmente a Urtubey (otro en carrera dentro del mismo espacio) y hasta quizás le complete la fórmula con Alejandra Vigo…”. Zzz… ¿Urtubey–Vigo? No solo que demostraría que juega fuerte exponiendo a su propia esposa, sino que se sentaría a analizar quien se atreve a “sacar los pies del plato”, ante rumores de apoyo de algunos compañeros a la fórmula Fernández–Fernández… Zzz… Se empieza a poner linda la cosa… Zzz….

Sigue la danza

Les vengo anticipando desde hace algunas semanas que “the Gringou” tiene en mente algunos cambios en su equipo de gobierno con vistas a la próxima gestión que dará comienzo el diez de diciembre. Algunos cambios serán obligados por tener que asumir cargos legislativos (¿Francisco Fortuna, por ejemplo? Zzz…), pero otros por decisión estratégica: “El que tendría los días contados es Martín Farfán (ministro de Justicia)”, le dijo un habitué de la zona de influencia del Panal a un periodista, mientras analizaban los futuros posibles movimientos dentro del gabinete provincial. “Bueno, se veía venir; desde que asumió cada dos por tres se le escapa un preso…”, le contestó el colega, con algún dejo de sorna. “¿Y a quien piensa poner?”, aprovechó para preguntar. La respuesta tardó en llegar, pero por falta de certeza: “Escuché que tenía ganas de ‘devolverle’ Trabajo a los gremios, y en todo caso mudarlo a Omar Sereno de Trabajo a Justicia…”. Zzz… “Medio enroque”, que le dicen, Zzz….

Ahora sí, póker

Les había comentado la semana pasada que varios meses antes de asumir y a muy pocos días de haber conquistado –vía urnas- el derecho de comandar los destinos de la municipalidad, en el peronismo cordobés se había comenzado a librar una silenciosa batalla interna de poder por dirigirla. Si bien las elecciones lo dieron ganador a Martín Llaryora, nadie desconoce la influencia y las ambiciones del electo vice intendente, Daniel Passerini, y mucho menos del poder político y territorial de Alejandra Vigo, esposa y electa legisladora por la Capital. Bien, si esto les parece complicado, no les quiero contar la que se puede armar cuando entre en acción otro compañero que busca también su porción de la torta: “El que está con el teléfono abierto a la espera de que alguien lo llame para opinar sobre el armado de los equipos, es Gabriel Bermúdez (secretario de Transporte de la Provincia)…”, le decía un comensal a otro, en un asado entre compañeros durante la semana pasada. “Sí, fue el primero de los precandidatos que se bajó de la contienda porque le habían prometido injerencia en el armado, pero hasta acá, ni para desearle buenos días lo han llamado… En cualquier momento empieza a patalear…”, le contestó su interlocutor. Compañeros, ¿no serán demasiados caciques para la misma tribu? Zzz… Esto no va a terminar bieeeen… Zzz… Zzz… Zzz….

05 Junio 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar