15 cosas increíbles y poco conocidas de los peces

¿Sabías que hay peces que tienen pulmones? ¿Y otros que vuelan? Estas curiosidades son difíciles de creer ¡pero son ciertas!

Cuando pensamos en mascotas, inmediatamente se nos vienen a la cabeza perros y gatos. Los peces son unos de los grandes olvidados y… ¡son apasionantes! Contrariamente a lo que se cree, tienen memoria y algunos poseen pulmones y hasta son capaces de volar y cambiar de color. 

Si después de leer estos datos te dan ganas de tener un pez en tu casa, la especialista en la materia Mar Aguilar presenta algunos consejos para principiantes.

- Antes de adquirir el animal, es muy importante informarse bien sobre las necesidades específicas del pez: el espacio que necesita, el tamaño mínimo que debe tener el acuario así como los litros que necesitamos añadir en caso de que vayamos a incluir otro u otros inquilinos.

- La pecera redonda de cristal de toda la vida no es el hogar más adecuado para que vivan los peces ya que es minúsculo. 

- Lo ideal siendo novato es elegir especies que no exijan demasiado a nivel de ph, dureza del agua, temperatura…

- Entre las especies más sencillas de cuidar encontramos los guppy y los molly, ambos peces pequeños que exigen un ligero mantenimiento del agua y algunos cuidados básicos.

- Los peces tetra y los cebra son muy tranquilos pero exigen un acuario con un mínimo de 100 litros ya que viven en grupo y serán necesarios varios ejemplares para asegurar su bienestar.

- También será necesario conocer la compatibilidad entre las especies, bien porque los peces tengan comportamientos diferentes o se puedan comer unos a otros, bien porque requieran características diferentes del agua.

- Tendrás que aprenderte bien las técnicas de limpieza del acuario. 

Y ahora... 15 cosas sorprendentes y que quizá no sepas sobre nuestros amigos los peces:

1. Los peces sí tienen memoria
La mayoría de los peces son capaces de recordar a sus depredadores hasta un año más tarde de haber sido atacados por ellos. También hay carpas que tras estar a punto de morder el anzuelo se acuerdan y evitan a los pescadores durante meses.

2. Sí que duermen
Los peces que se suelen tener como mascota se quedan quietos en un rinconcito del acuario o escondidos detrás una roca. Si observas que uno de tus peces está demasiado parado, lo más seguro es que esté descansando.

3. No tienen párpados
Los peces carecen de párpados y por eso no pueden cerrar los ojos. Sin embargo esto no les impide descansar o dormir.

4. No tienen orejas
Pero sí un oído interno en cuyo interior se encuentra un hueso llamado otolito que le sirve para percibir los sonidos y las vibraciones del agua.

5. Les afecta el ruido de los humanos
Los peces no son indiferentes a los ruidos que hacemos los humanos. Un estudio realizado en Holanda analizó los efectos del ruido producido por barcos y plataformas petrolíferas y de gas en los peces. Se llegó a la conclusión de que les causaba estrés, afectaba a su crecimiento y a su capacidad de reproducción. También los aleja de las mejores zonas para alimentarse y reproducirse.

6. Se protegen del sol
Los peces cebra generan su propio filtro solar para protegerse de los rayos ultravioleta. Es el gadusol.

7. Algunos son hermafroditas
Se calcula que el 2% de los peces son hermafroditas. La mayor parte de ellos cambian de sexo en alguna etapa de su vida, por ejemplo, ante la falta de un macho dominante en el grupo.

8. Y otros son hermafroditas simultáneos
El serrano pálido (Serranus tortugarum) es capaz de cambiar de sexo hasta 20 veces al día. Puede producir esperma y óvulos simultáneamente. Es lo que se conoce como hermafroditismo simultáneo.

9. Los peces vuelan
Unas 40 especies Son las denominadas peces voladores, capaces de alcanzar bajo el agua los 60 kilómetros por hora y traspasar su superficie elevándose casi un metro de altura y planeando a lo largo de distancias de hasta 200 metros. 

10. Existen peces con pulmones
Como lo lees, los dipnoos o peces pulmonados poseen pulmones funcionales así como orificios nasales. Sin embargo, estos no les sirven para respirar sino de olfato. Estos peces son como fósiles vivientes pues sus antecesores se extinguieron hace millones de años.

11. Algunos peces se comunican expulsando orina
Una investigación llegó a la conclusión de que la especie Neolamprologus pulcher puede comunicarse a través de la orina. De hecho la emplea a posta para transmitir su agresividad hacia otros individuos.

12. El pez globo puede inflarse de aire
El pez globo no es muy buen nadador y por eso a priori es un blanco fácil para los depredadores. Sin embargo, tiene un arma secreta: se infla y dobla varias veces su tamaño. Este pez posee un estómago muy elástico y la capacidad de ingerir rápidamente grandes cantidades de agua e incluso aire, si se ve en esa situación. Además, la mayoría de miembros de esta especie tiene en el cuerpo una sustancia altamente venenosa llamada tetrodo toxina, mortal para los humanos y hasta 1.200 veces más venenosa que el cianuro.

13. Los guppys podrían tener personalidad
Un estudio realizado por científicos de la Universidad de Exeter en Cornualles (Inglaterra) concluyó que los guppys (especie muy común en los acuarios familiares) poseen personalidades individuales bastante marcadas de las que hacen gala, al menos, en momentos de estrés.

14. El pez piedra puede matarte
Ojalá nunca te pique un pez piedra. Su veneno se parece mucho al de las cobras y es capaz de matar a una persona en un par de horas y con un sufrimiento atroz. Si este pez pica a alguien, necesitará auxilio inmediato para salvar su vida pero nadie le quitará una intensa agonía de 8-12 horas tras las cuales el dolor comenzará a remitir. Por si fuera poco, este animal se mimetiza a la perfección con las piedras.

15. Un pez que cambia de color
Científicos de la Universidad de Exeter (Reino Unido) descubrieron que el Gobius paganellus es capaz de cambiar de color en menos de un minuto para mimetizarse con el ambiente.

 

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar