El Mundial ya lo ganó África

Mundial de Rusia En una competencia repleta de figuras, predominan las estrellas que son hijos de inmigrantes

La primera semifinal del Mundial de Rusia, tuvo como protagonistas a dos de los mejores equipos del certamen como Bélgica y Francia. Dos equipos que dejaron afuera a grandes potencias tales como Argentina, Uruguay y Brasil, dando espectáculo de fútbol con muchas figuras.

Ahora bien, muchas de esas estrellas son hijos de inmigrantes, en su mayoría africanos, y algunos ni siquiera nacieron en el país que actualmente representan. Tanto franceses como belgas dependen exclusivamente de la mayoría de esos jugadores para formar un plantel: los galos tienen sólo ocho futbolistas de ascendencia francesa y los belgas cuentan con 12.

Estos son los futbolistas que no podrían participar en las dos selecciones:

Bélgica
Kompany, Boyata, Tielemans, Lukaku y Batshuayi (Congo); Witsel (Martinica); Dembélé (Mali); Fellaini y Chadli (Marruecos); Carrasco (España y Portugal) y Januzaj (Kosovo).

Francia
Areola (Filipinas); Mandanda, Kimpembe, N ‘Zonzi (Congo); Umtiti, Mbappé (Camerún); Varane (Martinica); Rami (Marruecos); Mendy (Senegal); Sidibé, Kanté (Mali); Pogba (Guinea); Tolisso (Togo); Matuidi (Angola); Fekir (Argelia), Lemar (Guadaupe).

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar