Trump aumenta la presión sobre la Otan

El líder norteamericano exigió a los países aliados duplicar el gasto militar 

BRUSELAS.- Lejos de ceder, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, redobló ayer la presión sobre sus aliados europeos de la Otan al exigirles duplicar su compromiso en el gasto militar nacional hasta alcanzar el 4% del PIB, en el inicio de una cumbre dominada por la tensión con el mandatario norteamericano.
El objetivo aparece lejano si se tiene en cuenta que sólo ocho de los 29 países de la Organización del Tratado del Atlántico Norte cumplen con el objetivo marcado en 2014 de aproximarse al 2% del PIB en el gasto militar en una década (2024), y ninguno llega siquiera al 4% en este momento.

“Durante su intervención en la cumbre, sugirió a los países que no sólo cumplan con su compromiso de destinar el 2% de su PIB al gasto en defensa, sino que lo aumenten al 4%”, ratificó empero la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien insistió en que el norteamericano “quiere que los aliados compartan más la carga y como mínimo cumplan con sus obligaciones”.

El estilo prepotente de Trump había marcado la cumbre incluso antes de su inicio, cuando protagonizó un desayuno de trabajo con el secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, donde no sólo se quejó por el presupuesto que aporta su país a la alianza, sino que arremetió contra Alemania al acusarla de estar “cautiva” de Rusia porque depende de su gas (ver Fumata...). Vale acotar que si bien el gasto militar de Estados Unidos alcanza el 3,5% del PIB, sus contribuciones a la OTAN representan el 22% del total.

Sin embargo, el resto de los mandatarios prefirieron obviar al líder de la primera potencia militar mundial, al ratificar en la declaración final que sólo se comprometerán con la meta del 2% del gasto militar para 2024. “Empecemos con eso. Tenemos un camino por recorrer”, sentenció Stoltenberg, quien pidió “planes nacionales creíbles” sobre la implementación de este compromiso final. “La mayoría de dirigentes reconoció que se debían hacer esfuerzos, pero consideró absurdo el enfoque contable” de su par estadounidense, completó el canciller luxemburgués, Jean Asselborn. Sin embargo, sobre ellos pesa la amenaza de Trump de pactar con Vladimir Putin acuerdos en materia de seguridad de manera unilateral, sin contar con ellos, lo que heriría de muerte a la organización.

Fumata blanca con Merkel en Bruselas 

BRUSELAS.- El presidente estadounidense, Donald Trump, protagonizó una verdadera novela mediática frente a la canciller alemana, Angela Merkel, con quien mantuvo una reunión bilateral luego de cuestionar duramente su relación con Rusia. “¿De qué sirve la Otan si Alemania le paga a Rusia miles de millones de dólares por el gas y la energía? (...) Estados Unidos está pagando por la protección de Europa, pero pierde miles de millones en el comercio”, aseveró Trump antes de la cumbre del organismo, donde incluso aseguró que “Alemania está prisionera de Rusia porque recibe mucha de su energía”.

Sin embargo, ya en paralelo a la cumbre de la Otan, mantuvo luego una reunión con la propia Merkel donde limó asperezas. “Tenemos una muy buena relación”, dijo a la prensa al salir del encuentro, donde aseguró que hablaron sobre el “gasto militar” y “comercio”, dos de sus principales ataques a Alemania (cuyo gasto militar es del 1,24% del PIB). “Somos buenos socios y deseamos seguir cooperando en el futuro”, agregó la propia Merkel. 

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar