PEKÍN.- La organización defensora de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció ayer las detenciones masivas y arbitrarias que el gobierno Chino realiza contra musulmanes que residen en la región de Xinjiang, a quienes tortura y adoctrina en una campaña de abusos sistemáticos “que no se ha visto en el país en décadas”.

© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar