Junto al Grupo de Lima, presentó un proyecto para suspender al país caribeño

WASHINGTON.- Junto al Grupo de Lima, Estados Unidos avanzó ayer en la suspensión de Venezuela de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la 48ª Asamblea Anual del organismo que se realiza en Washington, donde presentó un proyecto de resolución que propone aplicar la Carta Democrática Interamericana al régimen de Nicolás Maduro.

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, México y Perú, entre otros países, respaldaron en efecto el proyecto que declara ilegítimas a las últimas elecciones presidenciales de Venezuela porque “carecieron de las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático”, urge al gobierno de Maduro a “garantizar la separación de poderes” y el ingreso de ayuda humanitaria al país, y pide la aplicación “en estricto apego al texto y espíritu” de la mencionada Carta Democrática. Dicho tratado prevé mecanismos que pueden derivar en la suspensión de un Estado miembro del organismo cuando se produce una “alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático”.

“No hay mayor desafío hoy que el desmantelamiento a gran escala de la democracia y el desgarrador desastre humanitario en Venezuela”, argumentó al defender la resolución el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien aseguró que “además de la suspensión, hago un llamamiento a los Estados miembros para que apliquen una presión adicional sobre el régimen de Maduro, incluidas sanciones y un mayor aislamiento diplomático, hasta que emprendan las acciones necesarias para devolver una democracia genuina” a Venezuela.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, consideró a su vez que la iniciativa forma parte de “una persecución criminal contra Venezuela” orquestada por Estados Unidos, ya que Maduro inició el año pasado los trámites para sacar a Venezuela del organismo. De concretarse, sería la primera vez que, en sus 70 años, un miembro deje voluntariamente a la OEA. “Los daños que hay son responsabilidad de Estados Unidos, como lo que han hecho en Cuba, como lo que han hecho en Siria, y lo que han hecho en Irán”, insistió Arreaza.

Según las fuentes diplomáticas, ya están garantizados los 18 votos necesarios para aprobar la resolución propuesta por Estados Unidos, que incluye el inicio del proceso de suspensión del país caribeño. Sin embargo, no están aún asegurados los 24 votos que se precisan para aprobar la iniciativa en una Asamblea General Extraordinaria que habría que convocar para debatir la cuestión.

Llaman a Ortega a frenar la represión en Nicaragua 
WASHINGTON.- Tal como se esperaba, la situación que vive Nicaragua también está presente en los debates de la OEA tras la ola de protestas contra el gobierno de Daniel Ortega que dejó más de un centenar de muertos por la feroz represión oficial. Por un lado, la asamblea comenzó a debatir un proyecto de declaración “de apoyo al pueblo de Nicaragua” presentado por la secretaría general.

Pero además los representantes de Estados Unidos, Colombia, Argentina y Canadá, entre otros, alertaron por la situación y reclamaron al presidente Ortega que aplique las recomendaciones de la CIDH, que hizo un llamado urgente al cese de la represión. La respuesta del canciller nicaraguense, Luis Alvarado, no fue la esperada: responsabilizó de la violencia a la oposición y habló de “una campaña de descrédito”. Nicaragua está sumida en “el ataque de violencia delincuencial que han generado ciertos grupos de la oposición que conspiran desde la oscuridad” para aterrar a la población, sostuvo Alvarado, que intentó desligar a Ortega de los acontecimientos. 

© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar