Sentirse bien, sentirse como en casa

La cadena de Farmacias General Paz, abrió un nuevo local Nueva Córdoba, como parte de un programa que prevé dos nuevas sucursales

La tradicional Farmacia General Paz, acaba de inaugurar una nueva sucursal en Nueva Córdoba, ubicada en Chacabuco 787, como parte de una planificación en la que se pretende abrir otros dos locales para completar 10 en total. La clásica fórmula de atención al público de manera personalizada sigue vigente, a pesar de que los cambios que exige el propio mercado y el público. Por ello, introduce las nuevas tendencias en cuanto a la oferta de productos y de capacitación para sus empleados, con el objetivo de sugerirle a los clientes lo más adecuado acorde a su inquietud, sustentar la actividad y proporcionarle a la empresa una mayor rentabilidad.
Con la idea de aumentar la cantidad de locales, y continuar con la droguería propia de la marca, Walter Pernochi, dueño de la Farmacia, entiende que la atención personalizada es la fortaleza de la farmacia argentina. “Conocer a los clientes permite ofrecer siempre un producto más o lo último que llegó”, sostiene el empresario.
Además, este nuevo rumbo que tomó la cadena de farmacias tiene por objetivo ofrecer una buena experiencia para el cliente.

HDC: El público más importante para una farmacia son los jubilados, pero la nueva sucursal está en Nueva Córdoba, un barrio caracterizado por la juventud ¿Como es eso?
Walter Pernochi (WP): El público son todos, pero el motor de la farmacia argentina, históricamente, sí son los jubilados. Lo que sucede es que hay que empezar a diversificar la propuesta porque la rentabilidad en los medicamentos está complicada y nos tenemos que adaptar a esa realidad. Pero soy optimista en que esto se va a revertir. Hay que buscar una farmacia de gente sana, para vender productos de bienestar como perfumería, dermocosmética, accesorios de todo tipo y electromedicina, que son los tensiómetros, nebulizadores, etc. La farmacia tiene que tener estos productos y debe estar capacitada para asesorar al cliente que a veces no sabe.

HDC: ¿Cambió mucho la oferta y la atención por la venta de cosméticos?
WP: La Farmacia siempre tuvo un plus en la atención y el stock. Esas fueron características que introdujo mi padre. Para él teníamos que tener de todo y el slogan era, “si no está en Farmacia General Paz es porque no viene más”. Claro, que antes las ventas era, más o menos, un 90 por ciento medicamentos y un 10 por ciento cosmética y accesorios. Hoy el mix de ventas gira hacia otro lado porque la gente busca verse bien. Hay que invertir tiempo en capacitaciones de productos de cosmetología para explicar y aconsejar bien. La farmacia es el lugar ideal para esto porque es donde se instalan estos vínculos de cercanía con el cliente. Debemos estar sumamente entrenados, no se puede vender por el simple hecho de tener el producto exhibido. Por otro lado, la mayor parte de la población que adquiere estos productos son mujeres pero eso se está abriendo y hay varones que también compran estos artículos.

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar