Siguen los coletazos judiciales para la ex presidenta Cristina de Kirchner como consecuencia de las relevaciones en el marco de la causa por las supuestas coimas en la obra pública, destapadas por los cuadernos del ex chofer de Planificación, Oscar Centeno, que luego fue reforzada por las confesiones de empresarios y ex funcionarios.

El líder del grupo EMEPA, Gabriel Romero, se convirtió ayer en nuevo empresario arrepentido en la causa de los cuadernos, tras declarar ante la Justicia que pagó sobornos al Gobierno de Cristina Kirchner para que le extendiera por decreto presidencial la concesión del cobro de peajes de la Hidrovía del Río Paraná.

Página 1 de 72

© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar