Comienza el debate por la despenalización del aborto

Se firmó dictamen de mayoría y la iniciativa será discutida en la Cámara de Diputados

Con 64 firmas a favor y 57 en contra, el plenario de comisiones de la Cámara de Diputados reunido ayer emitió dictamen de mayoría al proyecto de interrupción voluntaria del embarazo. De esta manera, la iniciativa comenzará a ser debatida hoy, por primera vez, en lo que será previsiblemente una jornada histórica para el Congreso de la Nación.

Si bien la pasada semana se redactó un pre-dictamen de 22 artículos que tomó de base el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo presentado por la Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito, el texto sufrió modificaciones de último momento.

En resumen, el proyecto garantiza el derecho a acceder a la interrupción voluntaria del embarazo con el sólo requerimiento de la mujer o persona gestante hasta la semana 14 (inclusive) del proceso gestacional. En tanto, fuera de ese plazo, la normativa prevé que la práctica pueda realizarse en tres circunstancias: si el embarazo fuera producto de una violación; si estuviera en riesgo la vida o la salud de la mujer; o si se diagnosticara la inviabilidad de vida extrauterina del feto.

A diferencia del proyecto original, el dictamen firmado ayer incluyó responsabilidades para los médicos en casos de mala praxis y la prohibición de la “objeción de conciencia institucional y/o ideario”. Este último punto implica que el profesional de la salud que deba intervenir en el aborto tiene “la obligación de garantizar el acceso a la práctica y no puede negarse a su realización”. Sólo puede eximirse de esta obligación “cuando manifestare su objeción previamente”. Además, el documento sumó obras sociales, capacitaciones en perspectiva de género y el respeto a los pueblos originarios. También agregó recaudos para salvaguardar el anonimato y confidencialidad de los datos obtenidos para el registro estadístico a crearse.

Por último, en el caso de las menores de 16 años, uno de los puntos más discutidos de la normativa, “la interrupción voluntaria del embarazo se debe realizar con su consentimiento informado” y conforme lo dispuesto en el artículo 26 del Código Civil y Comercial”, que establece que los padres deben opinar pero no les concede poder absoluto de decisión. “En particular, debe respetarse el interés superior del/a niño/a o adolescente y su derecho a ser oído”, resume el artículo.

Mínima diferencia entre los que están a favor y en contra

Ocho diputados nacionales que figuraban en la lista de “indecisos” anunciaron ayer que votarán a favor del proyecto de despenalización del aborto y, de esta manera, equilibraron una votación que mantendrá el suspenso hasta el final de la sesión. Se trata de Fernando Espinoza (FPV-PJ), Atilio Benedetti (UCR), Aída Ayala (UCR), Fernando Asencio (Frente Renovador), Mirta Tundis (Frente Renovador), Anabella Hers Cabral (PRO) y Daniel Kroneberger (UCR). Hasta el lunes, la balanza estaba inclinada a favor del sector que se opone a la iniciativa despenalizadora, pero el aluvión de nuevos votos “pro aborto” quebró esa tendencia y lo suplantó por un escenario de extrema paridad, que anticipa una definición cerrada.

En la vereda de enfrente, el massista Darío Grandinetti, de quien en la previa se especulaba como un posible voto favorable, anunció públicamente que votará en contra del proyecto. En la misma línea, el macrista José Carambia hizo público su voto contrario al proyecto. En palabras del diputado nacional del PRO, Daniel Lipovetzky, la brecha entre quienes votarán a favor y en contra del proyecto de legalización del aborto es “de uno o dos”. Esto hace que prácticamente haya “un empate técnico”.

Ramón y Contigiani, dos casos singulares en la Cámara baja

A pocas horas de que el debate sobre la despenalización del aborto comience en la Cámara baja, Martín Lousteau (Evolución) excluyó de su espacio al diputado nacional José Luis Ramón (Partido Intransigente de Mendoza), quien cambió su posición y anunció que votará en contra del proyecto. “Cualquiera sea el motivo de su cambio, nos parece que la manera en que se ha comportado no está a la altura del debate ni de los estándares que pretendemos para nuestro espacio por lo que ya no participaremos de ningún interbloque con él”, explicaron los legisladores Lousteau, Carla Carrizo y Teresita Villavicencio a través de un comunicado de prensa.

Por otro lado, el diputado nacional Luis Contigiani renunció al bloque socialista y anunció a las autoridades de la Cámara baja que a partir de ahora integra el bloque unipersonal Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS). El legislador tomó esta decisión después de denunciar presiones de su partido y de dirigentes santafesinos, quienes le solicitaron públicamente su alejamiento luego de que anunciara que votará en contra del proyecto de aborto legal. De este modo, el socialismo se queda sin representación parlamentaria.

Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar