El consumo de frutos secos se ha limitado durante muchos años debido a su alta densidad energética. Sin embargo, en las últimas décadas, importantes estudios de intervención nutricional han sugerido que, pese a su alto contenido en grasa, no afectan de forma negativa al peso corporal.

© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar