El papa convoca a una reunión mundial para discutir un nuevo pacto económico

Assisi 2020 

Jorge Mario Bergoglio ha llamado, desde Roma y con el asesoramiento del premio Nobel Joseph Stiglitz, a participar de una reunión global sobre economía y sociedad, que tendrá lugar entre el 26 y 28 de marzo de 2020 en Asís, junto a la tumba de San Francisco, para discutir un “pacto” mundial entre líderes, especialistas y técnicos, que tienda a cambiar el modelo económico neoliberal imperante.

A través de una carta personal, el papa Francisco ha invitado a economistas y científicos sociales de todo el mundo a participar en el evento, al que ha llamado “Economía de Francesco”, en la ciudad natal del santo de Asís del que ha tomado su nombre como cabeza de la iglesia católica. El evento, convocado para los días 26 y 28 de marzo de 2020, le permitirá al pontífice argentino “conocer a quienes hoy se están formando y están empezando a estudiar y practicar una economía diferente, una que da vida y no mata, incluye y no excluye, humaniza y no deshumaniza, cuida la creación y no la despoja”, según escribe en la convocatoria.

Además, junto a los jóvenes economistas y emprendedores, el papa Bergoglio también ha convocado a algunos de los principales académicos y expertos en ciencias políticas, sociales y económicas, que se han comprometido a nivel internacional con una economía en relación con el ideario moral que alienta Francisco desde su pontificado.

El evento convocado en la ciudad del norte italiano también le permitirá al papa, y a los asistentes convocados, “conocerse mejor” y a hacer un “pacto común” para cambiar la economía actual y dar un alma a la economía del mañana. La convocatoria pretende trascender el marco eclesial, escribe Francisco en su carta que “a través de un pacto común, promoveremos un proceso de cambio global, que vea, en comunión de intenciones, no sólo a los que tienen el don de la fe, sino a todos los hombres de buena voluntad, más allá de las diferencias de creencia y nacionalidad, unidos por un ideal de fraternidad, atentos, sobre todo, a los pobres y excluidos”.

La razón del lugar elegido para el encuentro mundial obedecer, según el papa, a que Asís es la ciudad más adecuada pues durante siglos ha sido “el símbolo y el mensaje de un humanismo de fraternidad”: “Si san Juan Pablo II la eligió como ícono de una cultura de paz, a mí me parece también un lugar que inspira una nueva economía” expresa en el documento. Hablando de Francisco de Asís, quien “se despojó de toda mundanalidad para elegir a Dios como la estrella guía de su vida, haciéndose pobre con los pobres”, el papa Bergoglio asegura que su elección de la pobreza “también dio lugar a una visión de la economía que sigue siendo muy actual” y que puede dar “esperanza a nuestro mañana, en beneficio no solo de los más pobres, sino de toda la humanidad”.

Antes de la convocatoria a la reunión sobre una nueva economía, la agenda pontificia también ha alterado la política internacional, especialmente en el ámbito latinoamericano, con la convocatoria al “Sínodo Amazónico”, en el que se pretende discutir el futuro de ese gran reservorio de naturaleza planetaria, al tiempo que, también, algunos temas urticantes para la organización eclesial interna, como el nombramiento de diáconos (una función sacerdotal) a hombres casados. Una discusión que implicaría romper con la tradición centenaria del celibato sacerdotal, que ha implicado un nuevo frente de conflicto con los sectores ultraconservadores de la curia católica, encolumnados detrás del cardenal norteamericano Raymond Burke. Ahora el papa escribe que “en la carta encíclica Laudato si' subrayé que hoy más que nunca todo está íntimamente conectado, y que la protección del medio ambiente no puede separarse de la justicia para los pobres y de la solución de los problemas estructurales de la economía mundial”. Por lo tanto, para Jorge Mario Bergoglio, es necesario “corregir los modelos de crecimiento” que son incapaces de garantizar el respeto por el medio ambiente, la aceptación de la vida, el cuidado de la familia, la equidad social, la dignidad de los trabajadores y los derechos de las generaciones futuras. Pero, “lamentablemente, dice, el llamado a tomar conciencia de la gravedad de los problemas sigue sin ser escuchado”.

Desde Córdoba han comprometido su participación en la reunión convocada por el papa Francisco los profesores Nelson Specchia, docente de Comercio Exterior, y también Director de HOY DÍA CÓRDOBA, y José María Las Heras, experto en Finanzas Públicas y un referente de la “economía social”. El pontífice expresa en la carta de convocatoria que, ante la urgencia de la crisis económica que sacude hoy al mundo entero, “estamos llamados a revisar nuestros esquemas mentales y morales, para que puedan estar más en conformidad con las exigencias del bien común”; y les pide a los académicos y líderes convocados a Asís “escuchar a su corazón”, porque sólo así “se sentirán portadores de una cultura valiente y no tendrán miedo de correr riesgos y comprometerse a construir una nueva sociedad”.

Desde el comienzo de su papado, Bergoglio insiste en que “esta economía mata”, tal como sostiene en Evangelii Gaudium; ahora, al convocar a revisarla desde sus fundamentos, vuelve a sostener que “mientras nuestro sistema económico y social todavía produzca una víctima y haya una sola persona descartada, no podrá existir la fiesta de la fraternidad universal”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar