Cambia el patrón de deshielo en los glaciares de la Antártida

Detectan que el adelgazamiento de los hielos evoluciona de manera compleja

Pine Island, el glaciar más grande de la Antártida, cambió a lo largo de los últimos años la forma en que se deshiela, respecto a lo observado antes de 2010, según nuevos datos recogidos por satélite. En tanto, científicos de la Universidad de Bristol descubrieron que el patrón de adelgazamiento está evolucionando de manera compleja, tanto en el espacio como en el tiempo, con tasas de reducción más altas a lo largo de los márgenes de flujo lento del glaciar, mientras que las tasas en el tronco central de flujo rápido han disminuido un 5 por ciento desde 2007.

Este glaciar contribuyó más al aumento del nivel del mar en las últimas cuatro décadas que cualquier otro en la Antártida, y como consecuencia se convirtió en uno de los sistemas de corrientes de hielo más investigados. En cuanto a la evolución de la pérdida de masa futura existen opiniones contradictorias. Algunos insinúan que la pérdida de masa podría aumentar drásticamente en los próximos años, lo que contribuiría a un rápido crecimiento del nivel del mar; mientras que otros apuntan a una respuesta más moderada.

Un dato no menor es la importancia de identificar cuál es el comportamiento más probable para comprender el aumento futuro del nivel del mar y cómo evolucionará esta parte vulnerable de la Antártida en las próximas décadas. Por su parte, los resultados del nuevo estudio afirman que la migración rápida de la línea de tierra, el lugar donde el hielo molido se encuentra por primera vez con el océano, es poco probable en esa escala de tiempo sin un cambio importante en el forzamiento del océano. Igualmente, los resultados respaldan simulaciones de modelos que implican que el glaciar continuará perdiendo masa, pero no en mayores cantidades que las actuales.

Por último, el autor principal, Jonathan Bamber, de la Facultad de Ciencias Geográficas de la Universidad de Bristol, señaló al respecto: “Esto podría parecer una buena noticia, pero es importante recordar que todavía esperamos que este glaciar continúe perdiendo masa en el futuro, pero no tan rápido como sugieren algunas simulaciones de modelos”. Y añadió: “Es realmente importante entender por qué los modelos están produciendo un comportamiento diferente en el futuro y comprender mejor cómo evolucionará el glaciar con el beneficio de estas nuevas observaciones”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar