Chicha Osorio: “Lo que más extraño es abrazar a mis seres queridos”

Porota

Si la tuviese que imaginar con los ojos cerrados sería siempre con una sonrisa. Chicha Osorio es una mujer mayor, cordobesa activa, potente, que ha sabido aprender de sus experiencias de vida y abrazar la etapa de la vejez. En la década del 80 fundó una de las escuelas de modelos más importantes del interior del país: “Mannequins”. Cuarenta años después la agencia sigue vigente y su legado intacto. Chicha no sólo es empresaria, sino también conductora de televisión, abuela, madre, amiga y muy familiera. Pionera en el modelaje en Córdoba, a lo largo y ancho de su vida creó una marca de ropa con su nombre y una productora dedicada a la organización integral de eventos corporativos y sociales. Tras superar un cáncer creó una organización sin fines de lucro para brindar nuevos recursos a distintas instituciones oncológicas. Para Chicha la felicidad es una decisión y el agradecimiento una constante. Hoy nos invita a conocerla en este contexto tan especial. Con ustedes, queridos y queridas envejecientes, Chicha Osorio en primera persona.

“Pertenezco al grupo de Personas Mayores. Esta pandemia me sorprendió… jamás imaginé que existiera un virus que afectara a todo el mundo. Tenía temor que algo grave pudiera acontecer por el terrible daño ecológico que estábamos provocando a la naturaleza… ¡nos estaban advirtiendo! había que tomar medidas urgentes a nivel global para salvar al planeta, espero que cuando termine esta pandemia lo hagan, porque se pudo comprobar cómo mejoró quedándonos en casa.

Soy jubilada pero nunca dejé de trabajar desde los 18 años, por eso me costó adaptarme de golpe a estar sola, encerrada en un departamento de un dormitorio que felizmente tiene balcón, que fue mi refugio desde el desayuno hasta la tarde observando los gorriones y loritas en los árboles y las flores que tengo en el balcón. Al comienzo, como la gran mayoría, limpié, acomodé, cociné y hasta hice tortas… revisé mis cuentas y de qué manera podía seguir, por ejemplo, a partir de mediados de abril que se terminarían los programas grabados. Trataba de hacer gimnasia con grabaciones, me gustaban con mucho ritmo para moverme y caminaba mientras hablaba por teléfono alrededor del living comedor y del dormitorio tantas veces como fuera posible. Al comienzo, hacía los pedidos por internet pero cuando tuve que cobrar en el cajero aprovechaba para ir al super. Me las ingenié además para poder tomar sol mientras caminaba con anteojos tapaboca o las máscaras que cubren casi toda la cara. No me quejo… tengo lo que necesito y pienso en tantas personas que no tienen ni lo elemental que es la comida y tener donde vivir, y me siento agradecida.

Luego comenzó la etapa de la lectura, cuando se acabaron los míos comencé a canjear libros con mis vecinos. Más tarde los tejidos: hice sacos, ruanas, zoquetes mientras escuchaba a la noche las noticias. Así llegó el 14 de abril, mi cumpleaños número 81. Pensé que sería triste ¡me equivoqué! ya que a partir de la 0 hora comenzaron los llamados, videollamadas, un Zoom de amigas, todos mensajes de contención y cariño increíble. La gente, en general, tomó conciencia y empatía con el amigo que está solo. ¡Lo pasé genial!, con buena onda, estaba feliz. Nunca tuve tantos mensajes y halagos al corazón, creo que será una anécdota inolvidable gracias a la tecnología y al cariño de todos.

En mayo me ayudó mucho hacer los 21 días de meditación de Deepak Chopra. Más tarde me sumé a las charlas Refugio para el Alma, así como a diferentes talleres muy interesantes. Además, estoy haciendo un curso de coaching y oratoria y comienzo esta semana una masterclass llamada Vivir con autenticidad. De esta manera, aprendo todos los días algo nuevo, estoy ocupada y el tiempo pasa sin que me cueste tanto.

Lo que más extraño es abrazar a mis seres queridos… las reuniones y charlas, café y asados con amigos. Estoy tratando de disfrutar de lo que puedo hacer y me haga feliz, me di cuenta que no necesito tantas cosas y lo que más extraño no tiene precio. La vida nos está dando a todos una nueva oportunidad para cambiar y mejorar. Ojalá se logre. Entonces recordaremos a esta terrible pandemia, junto al mejoramiento del planeta.

Chicha Osorio

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar