¡Hoy, la décima octava Voz Mayor!

Registro Federal de Historias +60

“Reconozco mi vejez como la mejor etapa de mi vida, demostrando que llegar a viejo es un trofeo de vida”, dice Malu y sus palabras lo son. Hoy es quien quiere ser. A sus 74 años y tras una vida gris, como la define, ha logrado desplegar su potencia y pintarla de colores tan intensos y bellos como sus murales. Desde México recibimos su historia y la compartimos con ustedes.

Soy conocida como la maestra Malu, nací en México D.F. hace 74 años. Para platicarles mi vida tuve que hacer un recuento de daños y de luchas. Es una historia de resiliencia porque fui recuperando muy lentamente mis pedazos para poder reinventarme otra vez.

Mi infancia, no obstante vivir rodeada de lujos, viajes, buenas escuelas, maestros particulares y sirvientes, no fue nada fácil. Las cuestiones familiares me marcaron y fortalecieron. Aproveché mis estudios y me destaqué en una habilidad que se convertiría en la pasión de mi vida, la pintura. Estudié para contadora pública y antes de terminar la carrera me casé, tuve seis hijos y comencé una vida gris, de obligaciones, privaciones y dolor. Mi único hijo varón no aguantó y a los 17 años se fue de mi casa y no lo volví a ver hasta después de 30 años. Se casaron las hijas muy jóvenes y tuve 13 nietos. Siempre fui la proveedora del hogar, trabajé en la costura y pintando cuadros hasta que cumplí 60 años. En un pleito legal con la familia política perdí mi casa y emigré a Oaxaca a esperar el fin, tenía la falsa idea que entrando a la tercera edad todo terminaría.

Pero justo ahí comenzaría una segunda oportunidad, fui invitada a una exposición colectiva y por primera vez supe de aplausos y halagos. Presenté exposiciones en Oaxaca, México y Querétaro, con una obra pictórica de 36 cuadros al óleo. Me quedé y me radiqué en Ezequiel Montes, un municipio de Querétaro.

Ahí empecé a trabajar como muralista en escuelas del gobierno y particulares, pintando más de mil murales. Gané varios concursos como “El viejo y el Mar”, “Estatal de Ecología”, “Carta a mi nieto”, “Juegos Olímpicos del Adulto Mayor” y otros. Empezaba a darme cuenta de que era capaz de hacer y ganar grandes cosas

Mi situación conyugal no fue buena, cumplí 50 años de casada y ante más violencia, busqué ayuda al Instituto Municipal de la Mujer. Con atención legal y psicológica pude decir basta, recobré valores y amor propio, cambié mi obra por mi libertad.  Y aprendí que nunca es demasiado tarde para intentar recuperar la propia vida.

Hoy soy independiente, trabajo para el municipio, alfabetizando y enseñando manualidades a los adultos mayores, soy cuenta cuentos, sigo pintando murales y colaboro como enlace en los programas gubernamentales de beneficio social.

Debido a la actual situación me recluí en mi casa y para distraerme ingresé a las redes sociales. En la plataforma de Tik Tok abrí una cuenta subiendo contenido educativo cultural con mucho éxito. Demostrando así que los adultos mayores también podemos participar. Doy clases gratuitas por Zoom a los seguidores, en su mayoría mujeres y niños de los que recibo bendiciones y mucho cariño.

Mi proyecto de vida sigue en curso, tengo mucho que dar y pongo todo mi entusiasmo para llevarlo a cabo. Reconozco mi vejez como la mejor etapa de mi vida, demostrando que llegar a viejo es un trofeo de vida, pero vivirla al máximo, es ganarlo.

La vida es un regalo que todos podemos disfrutar, envejecer es un privilegio negado a muchos y tú la puedes convertir en una obra de arte haciendo que la vida de los años, importe más los años que los años de vida.

María De Lourdes González Aranda, 74 años, México. 

#VOCESMAYORES - Registro Federal de Historias +60  

¡Feliz día!

A las mujeres +60 que #encasa...

Maternan a través de la comida que llega a la mesa, cuan el agua de lluvia, para aliviar las intensas jornadas de familias con niños pequeños; o los domingos de soledad; o los platos ávidos de encuentros.

Maternan en un llamado, mensaje o en un video con voz paciente y serena cuan canción de cuna y abrazo sostenido.

Maternan en las permanentes excusas para tejer, bordar, estudiar, aprender a utilizar nuevas herramientas digitales o encontrarse por Zoom con sus amigos y amigas.

Maternan dando clases, ayudando a estudiar, cantando, bailando, cuidando el jardín, despertando cada día con la única meta de no sucumbir al llamado incesante de la cama y el pijama.

Maternan activando sus redes invisibles de ayuda. Cociendo barbijos y batas, juntando alimentos para comedores comunitarios o ayudando a otras personas a potenciar sus emprendimientos.

Maternan animándose a recorrer nuevos caminos, reinventándose y no dándose por vencidas.

Maternan muertas de miedo y a la vez seguras de que este 2020 asomó como una nueva oportunidad para conectar consigo mismas, sus deseos, placeres, anhelos y proyectos.

El mundo necesita que lo acunen. Todos necesitamos un rato de brazos, miradas, paciencia, compasión, y silencio. Que este día de las madres nos acune. Que este día de las madres nos encuentre apapachados, apapachadas. Que sea una oportunidad conectar con esa esencia que nos trasciende y que no comprende de roles sino más bien de amor. No materna quien da a luz sino quien está dispuesta a amar sin condiciones. Y vos… ¿de qué modo maternás y te maternas hoy? 

Porota.

Porota sos vos, soy yo, somos todas las personas envejecientes www.porotavida.com

Si querés recibir nuestros Podcasts y columnas en tu celular escribinos al 351 153062752

Encontranos también en Instagram, YouTube, Spotify y Facebook como @porotavida

El entusiasmo compensa la incertidumbre y tristeza

Continúan las charlas para “Pensar las Vejeces sin Estereotipos” que impulsan la UTN Córdoba y El Club de la Porota. Hoy a las 18.30 en vivo por el canal de Youtube de @somoslaseu, la periodista y coordinadora del espacio, Sol Rodríguez Maiztegui, entrevistará al reconocido psicogerontólogo (UBA) Ricardo Iacub sobre: “El entusiasmo por vivir compensa la incertidumbre y tristeza - Experiencias de personas mayores en aislamiento”. ¡Te esperamos!

Este espacio que generosamente nos brinda el Diario Hoy Día Córdoba desde el año 2016, hoy cumple un aniversario junto a nuestra colaboración n°200. ¡GRACIAS! a las personas que hacen este diario, a quienes escribieron y formaron parte del espacio en este tiempo, y sobre todo, a ustedes, nuestros lectores.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar