Descubren que nuestra galaxia tiene forma de espiral retorcida

Investigadores chinos y australianos realizaron un mapa 3D de la Vía Láctea

La galaxia en la que vivimos tiene una forma muy diferente de lo que se pensaba, según reveló una novedosa investigación publicada ayer. Los científicos suelen describir a la Vía Láctea como una espiral plana que contiene cerca de 250 mil millones de estrellas.

En el centro de nuestra galaxia se encuentran cientos de miles de millones de estrellas y una gran masa de materia oscura. Juntos, esos elementos proporcionan el “pegamento” necesario que la mantiene cohesionada.

El Sol y sus planetas, incluida la Tierra, ocupan un rincón diminuto y periférico en uno de los brazos menores de esa espiral. Un nuevo estudio publicado en la revista Nature Astronomy presenta una imagen muy diferente de nuestra galaxia.

Investigadores en Australia y China aseguran que la Vía Láctea es una espiral deformada y que se retuerce progresivamente cuanto más alejadas se encuentran las estrellas de su centro. El nuevo mapa en tres dimensiones de la Vía Láctea fue elaborado por astrónomos de la Academia de Ciencias de China y la Universidad Macquairie en Australia.

Los científicos elaboraron el mapa tridimensional basándose en datos de 1.339 estrellas llamadas cefeidas clásicas. Las cefeidas son estrellas cuyo brillo es hasta 100.000 veces más fuerte que el del Sol y su distancia con respecto al centro de la galaxia puede ser medida con un margen de error de aproximadamente el 5 por ciento.

Estas estrellas emiten pulsaciones regulares que se observan como alteraciones en su brillo. Dichos astros son como “velas” en el espacio, cuyo brillo usan los astrónomos para medir distancias en galaxias.

Si se combina el período de pulsación con los cambios en el brillo, es posible estimar la distancia del centro de la Vía Láctea con un alto grado de precisión. “Pensamos en general que las galaxias espirales son bastante planas, como Andrómeda, que se puede ver con facilidad a través de un telescopio”, señaló Richard de Grijs, astrónomo de la Universidad Macquarie y uno de los autores del novedoso estudio.

Sin embargo, en el mapa elaborado a partir de la investigación que llevó adelante De Grijs y sus colegas, el disco de la Vía Láctea se retuerce progresivamente en sus extremos. Y ello se debe a que la tracción de la gravedad es más débil cuanto más lejos están las estrellas de la región interna de la galaxia.

El disco en espiral comienza a adoptar entonces una forma de “S” distorsionada. “En las regiones externas de la Vía Láctea encontramos que el disco estelar en forma de ‘S’ se está deformando en un patrón en espiral que se retuerce en forma progresiva”, explicó De Grijs.

Chen Xiaodian, autor principal del estudio, señaló que el mapa tridimensional “es crucial para estudiar los movimientos de las estrellas dentro de nuestra galaxia”. La apariencia deformada de la Vía Láctea es poco frecuente pero no es única. Los científicos ya han observado cerca de una decena de galaxias que muestran un retorcimiento progresivo en las partes exteriores de sus discos.

06 Febrero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar