Dictaron la prisión perpetua para el femicida de Ana Barrera

En Tribunales II, la Cámara 11° del Crimen condenó este jueves a Marcelo Ferrareto a prisión perpetua

Culminada la instancia de alegatos y la lectura del fallo, esta mañana Marcelo Ferrareto recibió la pena máxima de prisión efectiva, acusado de haber golpeado, matado y descuartizado el cuerpo de quien era su pareja, Ana Rosa Barrera.

El fiscal Diego Albornoz había pedido la prisión perpetua. Previo a la resolución, esta mañana el fiscal confirmó que llegó a la instancia de alegatos con la certeza "absoluta" del brutal crimen cometido por el acusado. 

"Después de la incorporación de todas las pruebas, estoy absolutamente convencido que más allá de su confesión lisa y llana, hecha en dos oportunidades, es el autor material del delito con absoluta conciencia", dijo hoy Albornoz en declaraciones a la prensa. Convicción que llevó a la Fiscalía a su cargo a mantener la acusación de homicidio doblemente agravado por convivencia previa y femicidio.

En sus declaraciones, el fiscal dijo que Ferrareto actuó de esa manera porque "estaba celoso". "Un celo típico sin ningún tipo de razón, estaba todo en su mente. No existe ningún hecho que figure en el expediente que a me lleve a pensar que esta señora tenía una conducta inadecuada en relación a su pareja", señaló Albornoz. 

Semanas atrás, Fernanda, una amiga de Barrera había declarado en el juicio. Allí reconoció que en los últimos tiempos había notado conductas agresivas y de celos de Ferrareto: “Estaba enfermo de celos, era muy controlador”, declaró la testigo el 11 de abril pasado.

“Nos llamaba la atención que últimamente Marcelo estaba muy celosos de Ana. Al principio disimulaba la situación quedándose callado, pero cada vez era más agresivo y discutían frente a nosotros (por ella y su pareja)”, relató la mujer.

El caso ocurrió el 29 de mayo de 2017 en cercanías a Alta Gracia, en Los Cedros, donde –según la acusación- Ferrareto primero golpeó con un objeto contundente (una masa en la cabeza) a Barrera, la mató, la descuartizó y enterró los restos de la mujer en un pozo que hizo a la vera la ruta 5 que une Córdoba con Alta Gracia.

Ferrareto participaba de carneadas por lo tanto era muy hábil manejando la cuchilla.

Ver también: Ferrareto admitió ante el Tribunal el crimen de Ana Barrera

 

25 Abril 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar