“Llorando no se sale de casa”, de María Elena Boglio

Novelas cordobesas | Por Mario Trecek

María Elena Boglio es argentina, radicada en Torino (Italia) desde hace tres décadas. Presenta su obra de la mano de Borde Perdido Editora, que dirige Sebastián Maturano. Tiene un derrotero y territorio similar al de María Teresa Andruetto; son primas, nacieron en Arroyo Cabral, luego partieron: una a Villa María, la otra a Oliva, participan del árbol de “Cleofé” en la pampa gringa y de la geografía de la literatura. La “nouvelle” es del rango de educación sentimental, de iniciación a la vida, al sexo, a la lectura. Se narra la historia de vida de una estudiante secundaria de los años 70. De aprendizaje en la escuela formal y la otra, la vida, que uno va conformando con errores, algunos rectificables y otros insolubles. Dice un epígrafe de María Teresa Andruetto, en las primeras páginas de la edición: “La vida de cada uno de nosotros -aun las vidas que nos parecen míseras- es un milagro” porque todos tenemos una vida de novela.

La novela narra las vicisitudes de Sofía Berté, perteneciente a una familia de clase media, hija de un tapicero que ponía “voz de piedra” cuando tenía los clavos en la boca, y los saca uno a uno, luego de cada martillazo; y su madre, ama de casa aplicada a su hogar. Sofía la hija menor, José, su hermano, emigrará a los EE.UU., en una de las tantas olas migratorias por razones económicas. Luego vendrá la diáspora por razones de exilio político.

La novela se ambienta en el último período del gobierno de Isabel de Perón, la actuación de la “Triple A”, la represión y el advenimiento del golpe de Estado. Sofía, fiel a la etimología de su nombre, tenía una sabiduría, una convicción desde adolescente, practicaba la desobediencia, aunque le produjera cierto vértigo: sabría de la existencia de una Antígona.

Siempre hay un profesor en el secundario que abre caminos, que abre la mente, y aquí es quien les hace leer “Antígona Vélez”, de Leopoldo Marechal. Todo lector sabe que un libro, un autor, te lleva a otros: el profesor le recomendó también Sófocles, para aprender que se puede desafiar el poder (representado por la familia, por el qué dirán, el establishment del dinero...) Y que la libertad no se compra con todo el oro (“Gold”) del mundo. Es que Sofía se casará con Iván Gold, el joyero del pueblo, y será una tragedia. Y no griega, sino pueblerina, donde los conflictos suelen ser tan estridentes como la furia de Zeus.

Ella, Sofía, tendrá aliados: Norma, su amiga, que viste a la moda, que se permite bailar, sentir. Lidia, casi ciega, siempre impecable, siempre con su casco de paño Lenci o encaje en su cabeza, dependiendo de la estación del año. José, que no quiso seguir el oficio del padre y rompe con el mandato familiar, y Mauricio, el compañero del secundario, el pelilargo, y de ideas raras, el que panfletea en la escuela, alfabetiza en el barrio obrero, el que le habla de rebeldía, de injusticias y de parar el golpe.

Una novela apasionada, una historia de amor, de género. Lo femenino es su sino. Novela que se deja leer, tragar, comer, como “panado de la comida piamontesa”: a grandes bocados, sabroso, proteico, que nos hace un cuadro sentimental, pero a su vez en un contexto donde la democracia pasaba a ser una pesadilla. Un retrato de familia, pero, como dice la autora, desde el pasado, el presente se me figura un sueño.

Ana María Boglio toma palabras de Andrés Rivera, alguien que narraba corto, como ella: “No temo descubrir, ante mí, lo que oculto a los demás”. Y logra una novela sincera, sin alambiques, transparente, donde Sofía reflexiona: “nuestro país era un caldero en ebullición, yo empezaba a percibirlo en ese momento y me daba cuenta de que Mauricio no era indiferente. Descubrí que los límites del mundo estaban más allá de mi persona y más allá de mi propia familia. A lo mejor mamá no exageraba…”
Luego, viene la noche: para el país y para ella, porque su amor, su estudiante de letras, le enseñará que llorar hay que llorar, pero para ganar la libertad, hay que salir de casa.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar