Fin de la búsqueda

Hugo y Mariano Jinkis se entregaron a la justicia y quedaron detenidos
 
Los empresarios Hugo y Mariano Jinkis se entregaron ayer a la Justicia tras permanecer prófugos casi 20 días y quedaron detenidos por orden del juez federal Claudio Bonadio, en la causa donde se solicita su extradición a Estados Unidos por el presunto pago de sobornos en la FIFA. Hugo Jinkis pidio la prisión domiciliaria a través de sus abogados Jorge Anzorreguy y Juan José Sforza, argumentando la avanzada edad y el estado de salud del empresario, un planteo que Bonadio resolverá en los próximos días tras pedir dictamen al fiscal del caso, Eduardo Taiano, explicaron fuentes judiciales. Padre e hijo Jinkis estuvieron hasta poco después de las 11 en el juzgado y salieron de allí esposados y con custodia rumbo a una sede policial en el barrio porteño de Palermo para luego ser trasladados a una dependencia de esa fuerza, donde ambos quedaron bajo custodia de Interpol. Hugo y Mariano Jinkis fueron, junto al ex presidente de Torneos y Competencias Alejandro Burzaco -ya detenido en Italia-, los empresarios argentinos acusados por la justicia de Estados Unidos en el escándalo de la FIFA, una causa por corrupción de gran trascendencia internacional en la que también quedaron implicados dirigentes de la máxima entidad del fútbol mundial.
 
 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar