No se aprende más

La agresión a Lugüercio volvió a poner la lupa en la vuelta de los visitantes

La agresión sufrida el lunes por el delantero de Aldosivi, Pablo Lugüercio, de parte de hinchas de Lanús, decretó el fin de la presencia de hinchas visitantes en Mar del Plata. Según lo dispuso ayer el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, no habrá partidos con dos hinchadas hasta 2016. De esta manera, bastaron cinco partidos bastaron para que quede demostrado que, en Buenos Aires, el problema está lejos de tener una solución. Tras el encuentro, el Payaso, quien recibió un monedazo en uno de sus ojos mientras realizaba el calentamiento previo, lo que le generó una úlcera en la córnea, señaló que “se equivoca el rumbo de la pasión y va a llegar un momento en que no va a haber hinchas”. Por su parte quien salió a opinar del caso fue el jefe de Gabinete y candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente Para la Victoria, Aníbal Fernández. El candidato sostuvo que “si tengo la suerte de poder gobernar la provincia de Buenos Aires el control del derecho de admisión a los estadios de fútbol lo vamos a ejercer nosotros”. 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar