Nuevos indicadores confirman que la crisis llegó para quedarse

Dos relevamientos realizados en Córdoba advierten por el impacto de la inflación en la economía familiar; y en las ventas de los almacenes y comercios minoristas 

Diversos indicadores de la economía de Córdoba permiten vaticinar que la crisis, ocasionada por la incontenible suba del dólar y el traslado a los precios, entre otros factores, seguirá golpeando con fuerza a nuestra provincia a lo largo del segundo semestre del año en curso. Este panorama por demás complejo se observa, por caso, en el más reciente informe estadístico difundido por el Centro de Almaceneros de Córdoba, que reveló que durante el pasado mes de junio la Canasta Básica Alimentaria (CBA) registró un aumento de 5,20%.

La suba acumulada de la CBA en el período enero-junio trepó al 21,72%; y la interanual, al 34,12. Al respecto, se indicó que el ajuste proyectado para todo 2018 en la CBA es de 32%. En tanto, la entidad añadió que para el caso de la Canasta Básica Total (CBT), el incremento en junio fue de 2,85%. En ese sentido, se aclaró que la inflación acumulada en el primer semestre llegó a 15,29%; y que la interanual alcanzó 25,88%. La suba de precios anualizada en los alimentos llega a 30,58%. Además, se agregó en el mencionado relevamiento que una familia tipo (de cuatro integrantes) en Córdoba, precisó a partir de junio de 12.399,21 pesos (o $ 413 diarios) sólo para poder alimentarse básicamente, y no caer bajo la línea de indigencia. Esa misma familia, para no ser pobre, debió contar el mes anterior con 20.542,77 pesos (o su equivalente diario de $ 684,76).

Desde el Centro de Almaceneros también confirmaron que en junio las compras al fiado evidenciaron un crecimiento interanual de 12,10%. Del mismo modo, la morosidad en el pago fuera de término trepó al 20,40%; y la incobrabilidad de fiado llegó al 14%. Sobre el particular, el informe aporta además que la incidencia del fiado sobre el total de ventas brutas fue de 28,15%.

Por su parte, la Federación Comercial de Córdoba (Fedecom) informó en la víspera que las ventas minoristas de los comercios pymes de la provincia finalizaron junio con una caída del 2,9%, frente a igual mes del año anterior. Con esta baja, el volumen de ventas cordobesas acumula una contracción de 4,2% en el primer semestre del año respecto del mismo período del año pasado.

“La situación económica es inestable, hay un alto grado de incertidumbre. La suba del dólar genera el traslado a precios y la consecuente pérdida de poder adquisitivo en el público consumidor que se muestra cauto y consume lo justo y necesario”, explicó Ezequiel Cerezo, vicepresidente de Fedecom.

Desde esta misma entidad recordaron que en junio del año pasado, ya se había registrado una caída en las ventas respecto de junio de 2016, de 4,1%. “Ya lo habíamos visto con las ventas del Día del Padre. La misma incertidumbre económica a nivel nacional es la que explica que para la celebración del Día del Padre las ventas hayan tenido un desempeño interanual negativo del 3,5%”, reflexionó Cerezo.

El Departamento de Estadísticas de Fedecom aportó además que con el dato del mes de junio, se acumula el cuarto mes de caída consecutiva en las ventas minoristas. De los 19 rubros relevados por Fedecom, solamente uno de ellos alcanzó un valor positivo en la comparación interanual: Electrodomésticos (1,2%). Por el contrario, 10 exhibieron bajas (Alimentos y bebidas, Calzado, Deporte, Ferretería, Joyería y relojería, Marroquinería, Materiales para la construcción, Muebles, Textil-blanco y Textil-indumentaria) y ocho permanecieron sin cambios.

El primer semestre concluyó con una caída del 2,88%

La actividad comercial durante el mes de junio se ubicó por debajo de los resultados obtenidos en el mismo mes de 2017, según un relevamiento realizado en nuestra ciudad por la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC). En su informe mensual, la entidad detalló además que el 66% de los comercios de esta capital vio disminuido el volumen de ventas con respecto al año pasado.

En comparación con mayo, se observó un incremento en las ventas, impulsado por el Día del Padre. El porcentaje alcanzó el 8,9%. De esta manera, el primer semestre del año concluyó con una evolución interanual negativa de 2,88%, condicionada sobre todo por el segundo trimestre, que registró una disminución interanual promedio del -4,93%. Esto supone una profundización importante en la caída de la actividad, que había cerrado el primer trimestre con un promedio de -0,83%.

Con relación a la facturación, mostró un resultado positivo: +9,9% en junio respecto del mes de mayo. El ticket promedio fue de 1.058 pesos. Por último, la CCC resaltó que disminuyeron considerablemente las expectativas positivas para el 2018, siendo sólo el 27,7% de los comercios los que consideran que el año “será mejor”.

03 Julio 2018
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar