El Banco Central libera la tasa de referencia

La autoridad monetaria tomó la determinación por la baja de la expectativa de inflación en noviembre

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) eliminó ayer el piso de 60% en la tasa de interés de referencia que su ex presidente, Luis Caputo, había fijado en agosto pasado. Cabe recordar que ese mismo mes el rendimiento de las Letras de Liquidez (Leliq) comenzó a funcionar como tasa de referencia de la política monetaria. El porcentaje –alto o bajo- de referencia es relevante porque tiene efectos directos en la economía.

Por su rendimiento, una tasa alta desincentiva el apetito de dólares y retira pesos de la calle. Además, entre otras cosas, repercute en las tasas vinculadas a los préstamos, especialmente los de corto plazo, como las que usan las empresas para financiarse y, en el extremo opuesto, también mejora la remuneración por los depósitos. Esto dificulta el financiamiento de pequeñas y medianas empresas (pymes) y familias. En última instancia, una supertasa conduce a un enfriamiento de la economía y a un período recesivo.

Ahora, con el objetivo de “dar mayor previsibilidad”, el Banco Central publicó una serie de precisiones adicionales acerca del funcionamiento del esquema monetario para los próximos meses. Una de esas especificaciones es, justamente, la eliminación del piso de 60% en la tasa de interés. La decisión, tomada desde el Comité de Política Monetaria del (Copom) del BCRA, responde a una serie de factores que explicó la autoridad monetaria.

En primer lugar, la inflación y las expectativas inflacionarias comenzaron a mostrar “señales de desaceleración”. De acuerdo con el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que publica el Central a principios de cada mes, la expectativa de inflación para los próximos 12 meses fue de 29% en noviembre. Este registro fue de 33,4% a fin de agosto, de 32,9% a fin de septiembre y de 32,1% a fin de octubre. “Esto representa un descenso acumulado en dicho lapso de 4,4 puntos porcentuales”, precisó el Central.

Por este motivo, como resultado de la caída significativa en las expectativas de inflación durante dos meses consecutivos, el Central decidió eliminar el piso de la tasa de interés. Finalmente, el Central definió los límites de la zona de no intervención cambiaria para los primeros tres meses del año próximo. La banda oscilará entre los 37 y los 48 pesos y se actualizará diariamente a una tasa de 2%.

Pese a las medidas, economistas lanzan nuevas advertencias

A pesar de considerar como positivas las medidas tomadas por el BCRA, un grupo de economistas remarcó que es necesario acelerar la política monetaria para evitar una posible “hiper-recesión”. Al respecto, el director del Centro de Estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano, Víctor Becker, alertó que las tasas “siguen siendo altísimas” y que si continúan su descenso a este ritmo “van a terminar con la actividad económica, antes de llegar a valores razonables”.

En tanto, el economista jefe de la consultora Radar, Martín Alfie, consideró que pese a las medidas del Banco Central “no está asegurada” la estabilidad cambiaria, al sostener que “aún persisten muchos factores de riesgo”.

Por otro lado, el economista Gabriel Caamaño de la Consultora Ledesma, calificó de “correctas, positivas y prudentes” las medidas tomadas por la autoridad monetaria. Señaló que las condiciones para bajar las tasas “estaban cumplidas y se podría haber perforado el piso del 60% hace una semana y no lo hicieron”.

Finalmente, subrayó que la política monetaria es un “régimen muy duro que por supuesto está repercutiendo en el nivel de actividad” y manifestó como un imperativo “salir de la crisis de balance de pagos”.

06 Diciembre 2018
Whatsapp
© 1997 - 2018 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar