La reducción del déficit fiscal fue absorbida por el financiero

El incremento en el pago de intereses de la deuda explica el magro resultado obtenido

El tarifazo en las boletas de los servicios públicos que llevó a cabo el gobierno nacional durante al año pasado y los “esfuerzos” que les pidió el presidente de la Nación, Mauricio Macri, a los argentinos, no se tradujeron en resultados. La intención de todas esas medidas era achicar el déficit fiscal total. Sin embargo, la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (Asap), informó días atrás, que el rojo fiscal se redujo apenas 0,2% del Producto Bruto Interno (PBI) en 2018. En rigor, pasó de 6% a 5,8% del PBI.

La situación se dio de esta manera porque los gastos primarios –aquellos que no contemplan los intereses de la deuda– se redujeron de 2,9% al 2% del PBI pero la cuenta de intereses subió de 3,1% a 3,8%. Dicho de otra manera, entre 2017 y el año pasado se evidenció una contracción de 9% en el rojo primario y un incremento en concepto de intereses de 70,4%. Por otro lado, la Asap señaló en su informe que el resultado financiero acumulado al mes de diciembre “constituyó un déficit de $ 811.302 millones”, lo cual representa un aumento de 31,6% al monto registrado en 2017.

De esta manera, según la ejecución presupuestaria, al “ahorro” que se logró por la baja del gasto primario se lo comió la suba de la cuenta de intereses. Por otro lado, entre los gatos primarios, “los subsidios económicos (concentrados principalmente en las áreas de energía y transporte) sumaron $ 292.145 millones de pesos en 2018, un 38% más que lo devengado en 2017”. Resulta llamativo entonces que el aumento de los subsidios a empresas de energía y transporte no haya atenuado el impacto de las subas en los servicios públicos.

El recorte en obra pública fue de 5,7% en 2018

El programa de austeridad del gobierno nacional impactó con especial fuerza en la obra pública. De acuerdo con el informe de Asap, el recorte en la obra pública durante 2018 fue de 5,7%. El porcentaje equivale a un “ahorro” de 11.414 millones de pesos, de acuerdo con los datos de la asociación. En concreto, el informe muestra que las transferencias para gastos de capital realizadas a las provincias cayeron 28,3% y que las jurisdicciones más afectadas fueron San Luis (-45,5%) y Misiones (-32,2%). El documento detalla que la inversión en infraestructura energética se contrajo 41,6%. En tanto, el financiamiento en infraestructura educativa cayó, por su parte, un 34,3%. El “ahorro”, es este caso se logró gracias al retaceo de fondos para el programa de fortalecimiento edilicio de jardines infantiles y la eliminación del plan Nación al de educación digital (ex Conectar Igualdad). A su vez, las obras viales descendieron 20,9%. Finalmente, la caída en los desembolsos destinados al transporte ferroviario fue de 1,1%. 

11 Febrero 2019
Whatsapp
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar