Jesús María también cuestionó los cambios en las retenciones

Según el Ieral, las transferencias extra en Córdoba podrían llegar hasta los 325 millones de dólares

Las modificaciones en los derechos de exportación implementadas mediante el decreto 37/2019 firmado por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, tendrán un impacto negativo para el campo. Según cálculos de la Bolsa de Cereales de Córdoba y del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea, la medida del gobierno nacional implicará una transferencia extra, al fisco y a otros sectores de la economía, de hasta 325 millones de dólares. A nivel nacional, la cifra llegaría a los 1.800 millones de dólares, según la Sociedad Rural Argentina.

La medida adoptada por el jefe de Estado que eleva los derechos de exportación a 30% para la soja y sus subproductos, y a 12% para el maíz, el trigo, el sorgo, el girasol y la cebada, fue duramente criticada por los principales referentes del agro a nivel nacional. En Córdoba, en tanto, la reacción fue la misma. “Es cierto que terminamos un gobierno con 40% de pobres. Pero también es cierto que nos quieren cargar con esos pobres”, remarcó el presidente de la Sociedad Rural de Jesús María, Luis Magliano.

En un comunicado, cuestionó no sólo el contenido del texto, sino también la forma en la que se implementó la iniciativa. “Finalmente ocurrió lo que dijimos iba a ocurrir. El Gobierno electo concretó la suba de los derechos de exportación sin siquiera consultarnos”, sostuvo Magliano. “Un nuevo esquema que hace inviable -y pone en jaque- a la agricultura sustentable, sobre todo en las áreas más alejadas de los puertos”, añadió.

Además, hizo hincapié en el efecto que tendrá el nuevo esquema en el “interior del interior”. Para Magliano, las subas afectan a todas las economías regionales por igual. “La carne, la leche, el garbanzo, el maní y el resto de las economías regionales empiezan a tener un certificado de defunción a partir de este anuncio”, detalló.

En otro tramo de su escrito, Magliano puso en duda que los cambios vayan a mejorar la recaudación, como pretende el gobierno nacional. “Al restarle recursos a la inversión productiva, se resiente la agroindustria y la generación de empleo genuino”, remarcó.

Finalmente, Magliano consignó que el sector agroexportador quiere “ser parte de la solución y no del problema”. Y en ese sentido, remarcó que el campo fue uno de los grandes aportantes al Estado. “Aumentar las retenciones no es el camino. El verdadero desarrollo de la Argentina se hace con otra estructura y fomentando las inversiones en nuestro sector, que es el verdadero motor de la economía argentina”, completó.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar