El uruguayo Lacalle Pou planea tentar a unos 100.000 argentinos

El uruguayo flexibilizará las regulaciones con la mira puesta en 100.000 argentinos

 Los argentinos tienen depositados casi US$ 3.000 millones en bancos del Uruguay, según datos del Banco Central de ese país. Los datos indican que, a diciembre de 2019, los “no residentes” mantenían depositados en el sistema financiero uruguayo 3.074 millones de dólares. Si bien la entidad uruguaya no lo precisa, la mayoría de esos fondos pertenecen a argentinos, según la información extraoficial que maneja la banca de ese país.

El stock es prácticamente la mitad de lo que se registraba en 2001, cuando rozó los 6.200 millones de dólares. Ese año cayó el plan de Convertibilidad y contagió al sistema financiero uruguayo, que sufrió la salida de dólares de los argentinos que tenían allí sus ahorros. Después de perder casi US$ 5.000 millones en 2000, el stock empezó a recuperarse, pero no alcanzó el pico anterior. En esto influyó la determinación de distintos gobiernos del Frente Amplio de endurecer regulaciones para monitorear el ingreso de capital financiero extranjero al Uruguay. Y también de abrir ciertas ventanas al hasta entonces rígido secreto bancario uruguayo.

Tras el blanqueo que lanzó en 2016 el Gobierno de Cambiemos, muchos argentinos mudaron sus fondos desde el Uruguay a cuentas radicadas directamente en los Estados Unidos, ya que hubo mayor intercambio de información entre los organismos de control fiscal argentino y uruguayo. Actualmente, son pocos los bancos que operan en Uruguay que aceptan depósitos de argentinos, y los que sí lo hacen exigen la declaración jurada de bienes personales donde conste que los fondos están blanqueados ante la Afip.

Se estima que los argentinos tienen depositados en Uruguay unos US$ 3.000 millones

Ahora, el presidente electo del Uruguay, el liberal Luis Lacalle Pou, adelantó que prevé instrumentar medidas para que más capitales de argentinos arriben a ese país. La invitación a llevar dinero al Uruguay ahora viene bajo la forma de hacer inversiones productivas que vayan más allá de la compra de un inmueble en Punta del Este, Montevideo o alguna otra localidad uruguaya. Otra tentación para los argentinos es solicitar la residencia fiscal, ya que quien la obtiene durante cinco años está eximido de pagar el impuesto a las Ganancias por el patrimonio declarado en el país oriental.

Además, la presión fiscal para los emprendimientos comerciales es mucho menor que en la Argentina. “Flexibilizaremos alguna norma banco-centralista que dificulta mucho el ingreso de capitales”, dijo ayer Lacalle Pou en un encuentro con miembros de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción en Punta del Este. Al respecto, el diario El Observador precisó que la iniciativa del mandatario electo tiene como objetivo seducir a alrededor de 100 mil argentinos, para que se instalen en Uruguay y con su capital puedan potenciar la inversión.

En este contexto, cabe recordar que la reciente Ley de Solidaridad impuso varios cambios en el impuesto a los Bienes Personales para los contribuyentes argentinos. Entre ellos una alícuota diferencial de 2,25% para los bienes que están fuera del país, lo que motivó a personas con alto nivel de ingresos o dueños de un patrimonio importante a iniciar consultas para obtener el cambio de residencia.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar