Recaudación: advierten una caída de más de un cuarto en Córdoba

En abril se reflejarán los efectos plenos de la cuarentena en los ingresos

De manera previsible, la emergencia sanitaria por el avance de la pandemia del coronavirus comenzó a golpear de lleno en la recaudación de los gobiernos de la Argentina, situación que se proyecta será alarmante en un futuro próximo. Tal es el caso de nuestra provincia, donde el Ministerio de Finanzas de la administración de Juan Schiaretti reveló ayer que los ingresos totales de marzo pasado fueron de 20.122 millones de pesos, lo que significó un crecimiento nominal del 27% respecto del mismo mes de 2019. Sin embargo, al descontarse la inflación, la recaudación experimentó una caída interanual del orden del 14% en términos reales en comparación con el año anterior, y del 26% respecto de 2018. Este último dato es el más representativo porque es la última referencia antes de la crisis por el Covid-19. Esta involución está asociada a la persistencia y profundización de la recesión nacional iniciada a mediados de 2018, y a los primeros impactos derivados de la cuarentena impuesta en todo el país a partir del 19 de marzo reciente. Sobre este último factor, la incidencia en marzo fue parcial porque fue aplicada en los últimos días del mes. De tal modo, la cartera de Economía provincial que preside Osvaldo Giordano anticipó que “en abril se comenzará a reflejar de manera más plena los efectos de la cuarentena sobre los ingresos”. Esto se explica, además, por la forma en que se determinan y pagan los principales impuestos, lo que determina que la paralización de la actividad productiva impacta con cierto rezago temporal sobre la recaudación. 

Por el lado de los recursos propios, el Impuesto sobre los Ingresos Brutos muestra una caída real del 6%, mientras que el Impuesto a los Sellos una menor, de menos del 2%. Tomando como referencia el 2018, Ingresos Brutos cayó en términos reales un 24%, y Sellos un 26%. Esto se explica debido a que estos dos tributos están altamente asociados a la actividad económica. En el caso de los impuestos patrimoniales, el Inmobiliario registró una importante caída nominal del 16% (-43% real), mientras que el del Automotor creció a un ritmo del 53% nominal y 4% real. Finalmente, los recursos nacionales perdieron en marzo un 13% en términos reales respecto de 2019, y un 26% si se toma como referencia el año 2018. Este resultado negativo se explica básicamente porque en marzo, el IVA cayó un 13% y Ganancias un 14%.

La Municipalidad no es la excepción

El intendente Martín Llaryora confirmó en la víspera que, en sintonía con lo que ocurrió en la Nación y en la Provincia, la recaudación municipal “se desmoronó” en el pasado mes de marzo. “Los ingresos que tenemos de acuerdo con los últimos datos de esta semana nos demuestran que se han derrumbado por esta situación. Está claro que la prioridad es la salud, y la economía la veremos más adelante”, señaló Llaryora. Al respecto, agregó que “las municipalidades somos el último orejón del tarro en esta situación, por lo que una vez que podamos superar lo que está pasando urge por parte de quien maneja la economía (por el gobierno nacional) tomar medidas inmediatas en auxilio de los sectores más afectados por esta crisis”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar