La jubilación mínima perdió 12% en comparación a 2015

La baja del poder adquisitivo se debe principalmente a la caída frente a la inflación

Dos informes llevados a cabo por el Centro de Economía Política Argentina (Cepa) y el Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad de Avellaneda (Undav) dispararon que la jubilación mínima se encuentra al menos 12% por debajo de la de 2015 en cuanto al poder adquisitivo. Estos análisis tomaron como partida la pérdida del haber básico de un 20% frente a la inflación registrada en los últimos dos años.

Por un lado, el estudio realizado y difundido por el Cepa, que tiene en cuenta todos los bonos otorgados a estos pasivos durante este año e incluso el último aumento del 6,12% oficializado la semana pasada, indica que el poder adquisitivo de estas jubilaciones mínimas “experimenta una recuperación que suma 7% adicionales respecto del promedio de 2019”. Y continuó: “No obstante, aún la brecha con el poder adquisitivo que existía en 2015 se mantiene en torno de 12% menos: si durante 2015, un jubilado de la mínima percibió en promedio el equivalente a $ 100, en el primer semestre de 2020 recibirá en promedio $ 87,9”.

En tanto, el centro que conduce el economista Hernán Letcher remarcó que “entre 2015 y 2019 el poder adquisitivo se retrajo 19,1%”, siempre teniendo en cuenta la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec). De esta forma, detallaron que “por cada $ 100 que cobraba un jubilado de la mínima en 2015, en 2019 cobró el equivalente a $ 80,9”.

“Por cada $ 100 que cobraba un pasivo de la mínima en 2015, en 2019 cobró el equivalente a $ 80,90”

Por su parte, según los cálculos del Observatorio de la Undav “las jubilaciones perdieron entre 2017 y 2019 un 19,5%” de su poder adquisitivo respecto a la inflación registrada durante ese periodo. “La actualización de los haberes jubilatorios y del resto de los beneficios del sistema de seguridad social argentino es un foco de polémica en la historia del país”, explicaron desde esa universidad.

En este sentido, analizaron que “la aplicación de una fórmula de movilidad desde 2008 les brindaba a los jubilados la seguridad de prever sus aumentos y, a su vez, buscaba la sustentabilidad del sistema previsional”. Y resaltaron que “el gobierno de Macri propuso un cambio en la fórmula aplicada hasta setiembre de 2017, la que generaba que los haberes se actualicen de manera constante por detrás de las subas del nivel general de precios en regímenes inflacionarios como el observado entre 2018 y 2019”.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar