Alejandra contó su odisea

"Venía caminando por el filo de una montaña y me caí". Con esas palabras comenzó a describir ayer su odisea María Alejandra Bernabitti, la profesora de Arte de 30 años que fue rescatada el martes pasado luego de que el domingo último se extraviara cuando descendía del cerro Champaquí.
 Desde el Hospital Regional de Santa Rosa de Calamuchita, donde se recuperaba favorablemente de las heridas recibidas, la joven rememoró que cuando descendía del cerro trató de apurar el paso "y llegar más rápido porque el lunes debía trabajar en Buenos Aires y tenía que viajar". Entonces, según relató, estaba "a cuatro kilómetros de Villa Alpina cuando en un momento resbalé y empecé a caer por una quebrada, y a golpearme, a rodar. Llegué hasta el lado de un río. Tenía golpes fuertes en la cabeza y en la muñeca".
 
Por otro lado, Alejandra aseguró que no se equivocó de camino, sino que cayó mientras descendía por el sendero habitual. De todos modos, bomberos, policías y lugareños que participaron de la búsqueda manifestaron que el lugar donde se accidentó la joven está alejado del sendero que se recorre para el ascenso y descenso del Champaquí. A su turno, Stella, madre de la profesora de Arte, contó que su hija le relató que durante los dos días que estuvo perdida no comió nada, aunque tenía cereales en la mochila. "Los reservaba hasta el final, por las dudas", dijo. Según señaló, sí tomaba agua del río que estaba a metros de donde cayó.
 
Stella también contó que María Alejandra le manifestó que el mayor susto se lo llevó cuando, a poca distancia, apareció un puma que la vio, pero se alejó a los pocos minutos. Mientras tanto, los médicos le diagnosticaron a la paciente una fractura de muñeca y politraumatismos superficiales. Mario Panero, director del establecimiento médico, destacó que "no estaba en estado de shock, nunca perdió el conocimiento. Pero, por supuesto, estaba con todo el estrés que significó haber pasado esa situación". En este marco, comenzó a especularse sobre si Alejandra deberá pagar el costo del operativo de rescate, como lo establecer la ley 9.856 sancionada en 2010. La norma creó el Registro Provincial de Visitantes de Zonas de Riesgo y establece que el caminante se hará cargo del costo de eventuales operativos de búsqueda. Sin embargo, esa ley no se ha aplicado hasta el momento en cuanto a la obligatoriedad de pagar los rescates, ya que en los últimos meses se extraviaron 72 personas y se realizaron 43 operativos de rescate sin que nadie haya tenido que abonar por los procedimientos.
 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar