Crimen, cena y fasos

El Ojo de Horus | Judiciales

CRIMEN, CENA Y FASOS

El desprecio por la vida ajena y la ausencia total de culpa convierten a jóvenes armados, en seres capaces de asesinar con la misma simpleza con la que toman un vaso agua. En la noche del 9 de agosto del año pasado, Eduardo Cuello había ido a busca a su hijo de 17 años a la escuela. De regreso, por calle Teniente Bean al 300 de barrio San Fernando, ambos fueron sorprendidos por dos delincuentes a bordo de una moto. Juan Cisneros y Jorge Fiorona Gómez venían de un raid, robando celulares y billeteras. Al resistirse Cuello, no tuvieron el mínimo problema en acribillarlo de cuatro balazos, todo al frente de su impávido hijo. La causa judicial ya llegó a la Cámara Tercera y los acusados podrían recibir duras condenas.

La prueba que los involucra es contundente pero vale la pena rescatar el testimonio de una amiga de los homicidas. Según contó la testigo, aquella noche luego de semejante crimen, Cisneros y Fiorona Gómez alardeaban por haber robado “cinco celus” y “algo de plata”. Como si nada hubieran hecho, disfrutaron de una buena cena y unos ‘fasos’ de marihuana.

MANUBENS CALVET FOREVER

Juan Feliciano Manubens Calvet fue un millonario de Villa Dolores que murió en 1981. Claro que, a partir de su último latido, se inició una interminable zaga protagonizada por quienes reclaman su herencia, calculada en no menos de 220 millones de dólares. Y en esta historia, un capítulo especial es ocupado por Manuel Antonio Maidana, un correntino que hace tres décadas asegura ser el legítimo hijo del poderoso hacendado y -por lo tanto- el único heredero de la impresionante fortuna. En el año 2008, un estudio genético de ADN le resultó desfavorable pero Maidana dijo que le habían hecho “una trampa”. Tres años después, fue condenado en la Justicia Federal por falsedad ideológica, por haber “truchado” el documento con la identidad Manubens Calvet. De todos modos, esta condena fue borrada por Casación Penal que le confirmó la absolución por inexistencia de delito.

Pero ahora, Maidana será juzgado en la Cámara Séptima de la Justicia de Córdoba. Está acusado por una tentativa de estafa procesal, vinculada a su cambio de identidad usando unas cartas supuestamente falsas, induciendo al juez al error. Definitivamente estamos en presencia de una historia sin final. Dicho románticamente, una historia que bien podría llamarse: Manubens Calvet Forever.

 

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar