Prontamente

El ojo de Horus

Dees-paaa-citooo

En el ámbito del Poder Judicial los magistrados son quienes ganan los mejores sueldos. Y además, quienes gozan de la tranquilidad que da “un reloj elástico” que no requiere marcación ni de entrada ni de salida, como sí ocurre con el resto de los empleados judiciales. Y como en todas las casas se cuecen habas, también en Tribunales se puede ver a jueces “remolones” que recién aparecen a partir de la media mañana, o que se retiran tempranito, o que se ausenten por diferentes motivos. Es más, cuando se implementó la Oficina de Gestión de Audiencias en algunas Cámaras del Crimen se escucharon reclamos por el nuevo “control de horarios y juicios”.

Incluso, en ciertas Cámaras surgen conflictos internos ya que para determinadas instancias y resoluciones deben estar presentes los tres miembros. Hace algunos días, por ejemplo, una vocal se quejaba de las frecuentes llegadas tarde del presidente, lo que provoca que las cuestiones conjuntas se puedan tratar recién al filo del mediodía. Claro que también están, y no son pocos, los jueces que llegan junto al resto de la gente y con los bríos del nuevo día. En cambio a otros, parecería, le gusta mucho esa canción de Luis Fonsi… esa que dice… Deees-paaa-cito.

Prontamente

A principios de este año un importante funcionario del Juzgado Penal Juvenil Nº6 fue suspendido en su trabajo, acusado de fotografiar a mujeres por debajo de las polleras. Dicho de otro modo, Mariano Cipolla Sánchez fue visto y denunciado por un taxista haciendo “upskirting”, a una mujer que esperaba el colectivo en pleno centro de nuestra ciudad. En abril pasado, la jueza de Control Nº4, la doctora Anahí Hampartzounian lo condenó por la contravención, a cinco días de trabajo comunitario y a cuatro meses de tratamiento terapéutico interdisciplinario. Este fallo fue apelado, el defensor pidió la inconstitucionalidad y la resolución del Superior Tribunal –dicen- estaría por conocerse.

Tampoco hay resolución aún sobre el sumario administrativo, y que podría desembocar en una eventual sanción leve de una multa hasta la cesantía. Por supuesto, mientras transcurren estos procesos, Cipolla Sánchez continúa cobrando su salario. Habida cuenta de lo delicada que se presenta esta situación, lo más apropiado sería que rápidamente se tome una decisión, por el bien del propio involucrado y también para no dar lugar a las siempre presentes suspicacias. Según un informante, conocedor de los tiempos del TSJ, la resolución está en la Relatoría y se conocerá prontamente.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar