No es lo que parece

El ojo de horus

La Cámara Doce del Crimen tiene previsto comenzar el juicio por la denominada Causa Madre de las presuntas fumigaciones ilegales en barrio Ituzaingó el próximo 31 de marzo. Los acusados son el productor Francisco Parra y el aeroaplicador Edgardo Pancello y los querellantes y demandantes civiles tratarán de probar la relación entre las fumigaciones y las enfermedades de los vecinos, muchos de ellos ya fallecidos.

Ocurre que, de todo lo denunciado y por haber sufrido esta investigación, los azotes del cajoneo y las idas y vueltas de una Justicia remisa a las cuestiones ambientales, solo queda un hecho. El que habría ocurrido el 4 de marzo del año 2004 entre la hora 18 y las 18 y 20. Los otros acontecimientos, incluso algunos anteriores, ya fueron juzgados por la Cámara Primera en el año 2012.

En este juicio también están acusados empresarios e ingenieros agrónomos por fumigaciones en la localidad de Los Cedros, antes de Alta Gracia. Javier y Fernando Amuchástegui de Tecnocampo S.A. y Alejandra Mendizábal Pizarro. Mientras se avanza con los preparativos finales, algunos previenen sobre las espumosas expectativas y el volumen mediático de una causa un tanto deshilachada y que de “madre” le queda poco. Dicen: “Atenti, que no es lo que parece”.

Pelusas

A fines del año pasado se podía advertir claramente que el 2020 iba a ser laaaaargo y seeeeco para el Poder Judicial de Córdoba. La reanudación de las actividades no hizo otra cosa que confirmar esta presunción. El presupuesto luce tan ajustado que se parece a un pantalón tres talles más chico y la suspensión de casi todas las obras planificadas para el interior provincial pareciera no alcanzar para que los números cierren.

El único corte de cintas se verá en el monumental Polo Judicial de barrio Observatorio. Todo lo demás pasará por pagar los sueldos y rogar que la inflación afloje y los federales no tengan demasiados incrementos. Recordemos que el gremio de Piumatto fue de los pocos que en 2019 le empardó a la cuasi hiper macrista, y que el gremio de Córdoba está enganchado al nacional. Es más, todavía queda pendiente el pago del 10% de diciembre último.

A pesar del pronóstico agorero, no habrá despidos y los alrededor de 1.000 contratados no perderán sus trabajos. Emulando la recordada expresión invernal de Álvaro Alsogaray, “habrá que pasar el 2020”… ¡Se van necesitar hasta las pelusas!

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar