Inevitable

El ojo de Horus

Inevitable

La inminente aprobación de la Reforma Previsional para jueces y magistrados federales también ha movido el avispero en la Justicia Provincial, fundamentalmente en lo que respecta a la edad para acogerse a la jubilación. Ocurre que los restantes cambios introducidos en la ley nacional ya están implementados en Córdoba.

Hace algunos días, la presidenta del Superior Tribunal, María Marta Cáceres de Bolatti, admitió que habría una “armonización” y también en Córdoba la edad para la jubilación de los hombres se correría gradualmente a los 65 años. La de las mujeres, en cambio, seguiría en los 60.

Sabido es que, en los Tribunales Federales, los fiscales Gustavo Vidal Lazcano, Graciela López de Filoniuk y Alberto Lozada ya tienen la renuncia aceptada y -por lo tanto- asegurado el pasaporte para el bando de los pasivos. Pero también en los tribunales provinciales hay quienes se están preparando para dar el salto.

Por lo pronto, ya están confirmadas las jubilaciones del fiscal de la Cámara Décima Pablo Sironi y del fiscal de Instrucción Pedro Caballero. Según versiones, por el mismo camino podrían andar los fiscales Rubén Caro, José Bringas, Hugo Almirón y José Mana. A ellos podrían sumarse algunos jueces de Cámara. Como puede apreciarse, 2020 empezó movidito y varios fiscales ya se están preparando para ingresar a la tercera edad.

Los casi femicidios

Si bien los fiscales del fuero de Violencia Familiar de Córdoba aseguran que el número de femicidios no crece estadísticamente, lo que si aumenta es la resonancia de estos crímenes de los que son víctimas mujeres de todo el país. Y en buena hora, porque el coraje de muchas mujeres para denunciar abusos y malos tratos que en otros tiempos se ocultaban y aguantaban, a veces de por vida, parecería generar en algunos una bronca extra que se manifiesta en asesinatos cometidos con muchísima saña.

Claro que a veces fallan por algún motivo inesperado y, milagrosamente, el hecho no logra consumarse del todo. La Cámara Sexta condenó esta semana a Gastón Anider Caro, de 35 años de edad, por haber querido matar a su pareja, Patricia Nievas, en Villa del Totoral. Enfermo de celos, el agresor advirtió a ella: “No te voy a dejar salir y si te llegas a escapar voy a matar al bebé”.

La situación de sometimiento se agravó luego de algunos días, hasta que el 7 de marzo del año pasado, con un cuchillo cuter le provocó varios cortes en el cuello. La rápida concurrencia de testigos ocasionales evitó el desenlace fatal. Caro fue condenado a 11 años de prisión por la tentativa, a diferencia de la condena a perpetua cuando estos hechos se concretan. Como decía el fiscal Marcelo Altamirano, estos son los casos en los que algún Ángel aparece, son los milagrosos, y son los casi femicidios.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar