Marzo de 2021

El ojo de Horus

Marzo de 2021

Quienes hoy circulan por calle Laprida y Pasaje Gould no dejan de sorprenderse de la imponencia que ofrece el nuevo edificio de lo que será el Polo Judicial de Córdoba, sin dudas, uno de los más grandes de la Argentina y de Latinoamérica. Recordemos que en ese lugar funcionaba la Secretaría de Trabajo de la Provincia, escenario de miles de reuniones por conflictos interminables.

Esta megaobra comenzó a construirse hace ya siete años, y con más de 65.000 metros cubiertos transformará a los barrios Güemes y Observatorio, como ningún urbanista jamás debió haber imaginado. Con más de 3.000 trabajadores, el movimiento diario de vehículos y personas harán que estas cuadras se conviertan en una especie de ciudad Judicial,  con un corredor cercano y directo a Tribunales Uno y los Tribunales de Familia de calle Tucumán

En este nuevo edificio funcionarán la Policía Judicial, las Cámaras Laborales y otras cuestiones complementarias que tendrán además una ampliación edilicia sobre calle Fructuoso Rivera, cerca del ingreso a Tribunales II.

El avance de obra ya es del 80 por ciento y llegó el turno para que la Epec se haga cargo de las conexiones eléctricas. Por supuesto el presupuesto inicial sufrió los embates propios de varios años de inflación y actualizaciones inevitables, a lo que se sumó todo el impacto de la pandemia del coronavirus.

De todos modos, el final está cerca y posiblemente algunos funcionarios ya estén imaginando el corte de cintas. Si nada más se interpone y se puede cumplir con lo planificado, el Polo Judicial estaría listo y terminado en marzo de 2021.

Lengua de loro

Este 2020 se parece a esos borrachos que bambolean el cuerpo desesperadamente sin poder encontrar el eje para encaminarse, aunque sea, en el tramo final. La pandemia del nuevo coronavirus, la falta de lluvias que azotó a Córdoba hasta hace unos días, las flaquezas de la economía nacional, entre otras tantas malarias, nos llevan a querer dar una rápida vuelta de página con la esperanza de barajar y arrancar de nuevo el próximo 2021.

En este contexto, la gran mayoría de los salarios siguen perdiendo frente a la inflación y, por lo tanto, no sorprende que haya reclamos por medio de paros y movilizaciones con barbijos, claro que ensombrecidos por los lapidarios números del peor momento de la enfermedad en la Argentina.

En este contexto, los trabajadores de la Justicia Federal esperan que la Corte Suprema disponga finalmente del primer incremento del año. Sin embargo, por ahora, los cortesanos, cuyos sueldos que en algunos casos rondan el millón de pesos, están ocupados en otras cuestiones sin intenciones de gastar sus reservas para aumentar sueldos.

También los judiciales provinciales están esperando la decisión de la Corte, lo que obligaría al Gobierno provincial y al Superior Tribunal de Justicia a resolver lo mismo en Córdoba. Es más, acá el gremio reclama el pago del último incremento de la pauta 2019.

Seguramente en algún momento habrá novedades pero la duda es si llegará, al menos, a igualar la pérdida del poder adquisitivo. Parafraseando al querido Luis Landriscina, este año está más seco que lengua de loro.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar