Con el pie derecho

El ojo de Horus

Con el pie derecho

Por primera vez en la historia de la Policía de Córdoba la jefa es una mujer. La otra opción para ocupar el cargo era designar a un civil, algo que no iba a caer bien puertas adentro. Dicen que la actual diputada nacional y esposa del gobernador Juan Schiaretti, Alejandra Vigo, tuvo una participación clave a la hora de elegir a la comisaria general Liliana Zárate Belleti.

Por supuesto, en la institución quedan viejos resabios del machismo y del autoritarismo de otros tiempos, aunque lentamente están siendo superados por las nuevas generaciones que, si bien crecen en una sociedad conservadora como la nuestra, son hijas e hijos de la democracia, lo que implica una mayor amplitud de valores y un pensamiento más abierto.

Así las cosas, viejas estructuras se están rompiendo dentro de la fuerza y, si la nueva jefa logra sostenerse en un nuevo proyecto, se atreve y puede ir más allá de tapar baches, entonces tendrá buenas chances de convertirse en una positiva sorpresa. Cuando desde arriba se actúa con capacidad, sentido común  y coherencia también en la Policía los de abajo responden.

La inseguridad es un gran problema en el país, y en Córdoba. Por ende, que entre las primeras medidas anunciadas por la funcionaria figuren cambios en la selección y formación de los futuros integrantes del cuerpo de agentes es para celebrarlo, tanto como que el entrenamiento físico y psicológico y la asimilación de los modos de procedimiento puedan realizarse en horario laboral. Si ese combo de buenas noticias se completa con el anuncio de un incremento salarial, entonces podríamos decir que Zárate Belleti comenzó su gestión con el pie derecho.

La máxima expresión

El martes pasado el Superior Tribunal de Justicia sorteó más de 9.000 jurados populares para el próximo año. A partir de ahora, comenzará el proceso de selección para confeccionar la lista definitiva de cara a 2021 que, aliviado por la vacunación contra el coronavirus, también avanzará a máxima velocidad en los juicios demorados por la pandemia.

Claro que en este 2020 el sistema de jurados populares está cumpliendo quince años en Córdoba, con cerca de 700 juicios en las costillas y más de 8.000 ciudadanos que tuvieron la posibilidad de participar de procesos resonantes, en los que muchos imputados resultaron duramente condenados por hechos aberrantes. Se trata de una carga pública en la que, por día, se paga 1.800 pesos a cada participante, además de los gastos por el traslado.

Recordemos que la Ley 9.182 se aprobó en el año 2004 y prevé la integración de doce jurados populares para aquellos delitos graves con posibles condenas a prisión perpetua, en la mayoría de los casos. También esta modalidad se aplica en juicios a funcionarios públicos investigados por el fuero Penal Económico y Anticorrupción. Los jurados deben votar y resolver dos cuestiones: si el hecho juzgado existió y si el imputado participó. La calificación legal y el monto de la pena quedan reservados para los jueces técnicos.

Córdoba es pionera en la implementación de este tipo de jurados y -de hecho- durante estos meses azotados por el Covid-19, es en la única provincia del país en la que se están haciendo estos juicios. Lo cierto es que mientras se discuten reformas y se reclama un mayor acercamiento de la justicia a la sociedad, en el ámbito de la democratización  este sistema representa hoy por hoy la máxima expresión.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar