Taiana también acomoda los pies en la línea de largada

Los Candidatos en campaña en Córdoba
por Maximiliano Monti
De nuestra Redacción


Las Primarias Abiertas, Simultá-neas y Obligatorias (Paso) del 9 de agosto de 2015 muestran como confirmados para la esquina opositora a, por ejemplo, Mauricio Macri, Sergio Massa y José Manuel de la Sota. Mientras, el oficialismo ofrece diversidad: los anotados son, entre otros y por orden alfabético, Julián Domínguez, titular de la Cámara de Diputados; Aníbal Fernández, senador por la provincia de Buenos Aires; Florencio Randazzo, ministro del Interior; Agustín Rossi, ministro de Defensa; Daniel Scioli, gobernador de Buenos Aires; y el ex canciller y actual legislador porteño Jorge Taiana, por el Movimiento Evita. Este último pasó por Córdoba días atrás y habló con este diario.

HOY DÍA CÓRDOBA: Terminó su cargo de canciller imprevistamente en 2010 y, en su momento, fue planteada su idea de "falta de apoyo" para "la implementación de decisiones políticas". ¿Por qué eligió quedarse con un perfil bajo en vez de aprovechar el distanciamiento como hicieron otros?
Jorge Taiana: Yo apoyaba al Frente para la Victoria desde antes de ser ministro y después de mi gestión seguí participando. Ser ministro fue un gran honor desde el punto de vista personal pero que no comprometió mi compromiso con Néstor y Cristina. Lo que hice después fue seguir militando como lo hice toda mi vida.

HDC: ¿Cómo puede ser que haya tantos exaltos funcionarios del Gobierno (y que por tal motivo tuvieron que ver con sus políticas de Estado) que hoy sean sus más grandes opositores?
JT: No estoy de acuerdo con la pregunta.

HDC: Por ejemplo Massa, Lavagna, Lousteau, Ocaña.
JT: Desde mi punto de vista, el más grande opositor del Gobierno es Macri.
HDC: Aunque el que mejor mide es Massa.
JT: Vamos a ver cómo evoluciona con el tiempo. Me parece que el mayor opositor es Macri. Massa se ha alejado y busca su destino compitiendo con Macri porque es más conservador.

HDC: A la expectativa de que Cristina Fernández señale a un preferido para sucederla, ¿tendría cabida un candidato favorable al Gobierno que a la vez haga críticas al modelo?
JT: Yo creo que Cristina va a estar centrada en la gestión del Gobierno y en dejar a la Argentina en las mejores condiciones el 10 de diciembre de 2015. Si bien es una figura de peso, no creo que la elección de candidato sea su principal preocupación ni tarea. Creo que ella va a apoyar al que esté al frente de las Paso.

HDC: El periodista cordobés Claudio Fantini escribió, en un artículo de 2013, que “en algún momento Argentina tendrá que plantearse cómo superar el odio y el desprecio. (…) Se desprecia aquello en lo que no se reconoce nada positivo, mientras que se odia aquello que contiene elementos insoportablemente valorables”. ¿Por qué en Argentina la discusión política puede a veces basarse en la ofensa personal?
JT: No sé si comparto exactamente esas definiciones pero Argentina es uno de los países donde lamentablemente, como muchos otros, las diferencias políticas tienden a expresarse con ataques personales. Debemos reconocer que no es un fenómeno argentino. Me canso de ver imágenes de televisión donde los políticos no sólo se insultan sino que se trompean en las legislaturas.

HDC: Desde su punto de vista como sociólogo, ¿podría pensar en una raíz social de esta forma de hacer política?
JT: Me parece que tiene una raíz comunicacional. El insulto y el agravio tienden a ser algo que tiene un gran impacto mediático y que, en general, echa una sombra o produce un cierto efecto sobre una parte del público y la opinión.

HDC: Conocemos sus críticas, pero ¿qué virtudes puede considerar de administraciones opositoras que, como De la Sota, podrían competir en las próximas presidenciales?
JT: De la Sota ya ha hecho un ensayo presidencial cuando Duhalde lo postuló como candidato en 2003 y no tuvo ningún impacto positivo en la opinión pública. Debió retirarse. No creo que haya variado mucho su situación. Ha sido un gobernador que logró mantener un apoyo, un hombre consecuente que perdió un par de veces, se mantuvo como candidato y luego triunfó y ha sabido mantener un apoyo importante. Me parece que su desempeño en la política nacional ha sido muy limitado y no creo que se modifique.

HDC: ¿Cómo puede pedirse honestidad a la Policía si no hay honestidad en la clase política?
JT: Yo creo que hay honestidad en la mayoría de la clase política. En todo caso, lo que tenemos que hacer es mejorar la calidad del conjunto de la dirigencia. Pero que haya déficit en alguno, no justifica la falta del otro. Que haya uno que cometió una falta no autoriza al otro a cometerla. Las fuerzas policiales son las primeras a las que hay que pedirles mayor honestidad porque, entre otras cosas, la sociedad delega en sus manos el monopolio del uso de las armas.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar