No se olviden de los pibes

#21AñosHDC

Juveniles

Axel Bisig y Nicolás Varela

El hockey se “adueñó” de lo que alguna vez el fútbol tuvo: el trabajo en juveniles  

El fin de una era, el principio de otra. Los Mascherano, Biglia, quizás Higuaín y tantos más se volverán a poner el buzo albiceleste pero sólo como hinchas. El último Mundial de Rusia fue el detonante para un desenlace de varios en la Selección Argentina. Lo que quede de ahora en adelante tendrá que pensarse como “borrón y cuenta nueva”. Con el interinato, al mando de Lionel Scaloni, está claro que se vienen tiempos de transición y se buscará pasar de ser la selección más vieja del Mundial a una con más juventud. Un proceso que en su momento le tocó a la España campeona del mundo en 2010 o la Alemania consagrada en 2014.

Pero el problema en Argentina viene de raíz. Aquel minucioso trabajo que emprendieron José Pékerman y Hugo Tocalli en las juveniles del seleccionado y que luego se plasmó en la mayor, con el tiempo se fue disipando: “nadaste tanto para morir en la orilla”. La máxima institución del fútbol argentino fue perdiendo el compromiso con la sub 23 ramificada para abajo. En el medio, y de público conocimiento, el escándalo por AFA y FIFA Gate sacó a la luz una bazofia de corrupción con plata que no se invirtió en donde se debía; en síntesis dinero perdido.

Mientras tanto, se podrían haber incubado un sinfín de juveniles escondidos en lugares recónditos del interior sin acceso a las máximas instituciones. Futbolistas que tuvieron que emigrar al fútbol europeo porque en el país no tenían el sustento necesario para vivir de lo que más amaban, el fútbol. El oportunismo inoportuno de los cráneos de AFA los llevó a “comprar” un predio en Marbella para reclutar a jóvenes argentinos que fueron a probar suerte al Viejo Continente. ¡Qué casualidad! Justo ahora cuando terminó el mundial después de tanto tiempo perdido. Por todo eso, por los clubes que no ceden a los juveniles para darle prioridad a los torneos nacionales y una tracalada de irregularidades, el fútbol argentino está como está.

Cuesta ilusionarse cada vez que aparece un nuevo “títere” en el mundo de la Selección, sobretodo señalado por los de “arriba”. Jorge Sampaoli llegó como un héroe para ser el “mejor técnico” de la mayor pero se fue por la puerta de atrás. Ahora será el tiempo de Scaloni –veremos hasta cuando- quien fue uno de los futbolistas campeones de la Sub 20 en Malasia 1997, y que ya tomó su primera decisión: convocar a un mix de jugadores experimentados y a otros que ni siquiera fueron llamados a una lista. “Hay que inculcar que ningún club del mundo está por encima de Argentina”, ese parece ser el lema del DT interino. El delantero ex Racing, Lautaro Martínez, tendrá su chance ahora luego de que se quedó sin el sueño mundialista a último momento. Con 21 años recién cumplidos, es un jugador que tiene mucho futuro y ya incursiona su carrera por grandes clubes de Europa.

En contrapartida, con sólo 19, Francia llevó a Kylian Mbappé y fue una de las figuras de la selección campeona del mundo. Y por qué no con el caso de la cordobesa, Julieta Jankunas, que con la misma edad participó de su primer Mundial de Hockey. La buena noticia será para los grandes equipos de Córdoba que contarán en principio con tres representantes: Belgrano (Franco Vázquez), Instituto (Paulo Dybala) y Talleres (Cristian Pavón). La convocatoria del propio “Mudo” Vázquez cayó como una sorpresa ya que hace mucho que se encuentra consolidándose en el fútbol europeo a un gran nivel. Recién a sus 29 años y jugando para Sevilla, el ex pirata tendrá una chance con la celeste y blanca. Demás está decir que, Vázquez, ya se calzó una camiseta de otra selección debido a que jugó dos amistosos con Italia en 2015 pero al no haberlo hecho en un encuentro oficial, podrá estar con la albiceleste.

¿Qué pasará si a Scaloni le va bien en lo que queda del año? ¿Seguirá al mando? Teniendo en cuenta esta AFA improvisada puede suceder cualquier cosa. Si bien para diciembre está estipulada una reunión entre dirigentes para designar al nuevo técnico, todo parece indicar que seguirá en stand by.

Lo que el fútbol “no quiere” ver

En los últimos años, las selecciones argentinas de diversos deportes (como el hockey, básquetbol y rugby) se encuentran en un proceso de recambio generacional, donde nuevas camadas llegan para continuar con el buen legado del deporte argentino.

En referencia a esto, las Leonas son un claro ejemplo de este profundo cambio y proyecto a futuro. En el Mundial de Londres de hockey femenino, llevado a cabo desde el pasado 21 de julio hasta el 5 de agosto, el seleccionado albiceleste disputó la máxima competencia con un plantel muy joven. Para la Copa del Mundo, el entrenador del conjunto femenino, Agustín Corradini, dio a conocer la lista con grandes sorpresas.

Entre las citadas se destacó la presencia de las experimentadas, Noel Barrionuevo, Delfina Merino, galardonada como la mejor jugadora del mundo en la actualidad, y Belén Succi, las jugadoras con más participaciones en Copas del Mundo. Además, lo destacable, y que mostró el gran recambio, fue que en total diez deportistas realizaron su debut en un Mundial de mayores: Julia Gomes Fantasia y Agustina Habif, entre las jóvenes con mayor experiencia, y ocho campeonas mundiales Junior en Chile 2016: la cordobesa Julieta Jankunas, Bianca Donati, Lucina Von der Heyde, Agostina Alonso, Magdalena Fernández Ladra, Paula Ortiz, María José Granatto y Eugenia Trinchinetti. Con el nuevo plantel, el grupo llegó a Londres con un promedio de edad de 25 años, a diferencia del seleccionado de fútbol que no realizó grandes recambios y disputó el Mundial de Rusia siendo el equipo de mayor edad con un promedio de 28 años.

Pero... ¿Cómo fue el rendimiento de las Leonas en Londres?

Las albicelestes no tuvieron una gran Copa del Mundo, si bien hubo partidos que lograron un gran desempeño, en general les costó encontrar un estilo de juego.
Sin embargo, las jugadoras debutantes realizaron una gran competición, como por ejemplo: Jankunas (surgida de Universitario de Córdoba) disputó varios minutos y pudo convertir ante España; Majo Granato se afianzó entre las titulares y la gran actuación de Von der Heyde, quien fue elegida por la Federación Internacional de Hockey (FIH) como la mejor jugadora junior de la Copa del Mundo de Londres 2018.

Esto pone en evidencia que, pese a cortar la racha de estar en el podio en cuatro mundiales consecutivos, Argentina se llevó un balance positivo. En referencia a esto, la Selección unificó el grupo, logrando que las más jóvenes agarren rodaje, experiencia y maduración junto a las experimentadas, y así lo afirmó Corradini: “Somos un equipo joven y en la fase de grupos sufrimos los altibajos. Sin embargo, después fuimos más consistentes y es un signo de maduración. Hay que intentar sostenerlo y poder mejorarlo para todo lo que se nos viene”.

En este punto, es donde se puede establecer una nueva diferencia con respecto al seleccionado de fútbol. En el hockey, primó el recambio y, a partir del Mundial, buscar rodaje de cara al futuro. En cambio, en la redonda no se optó por una gran metamorfosis que acompañe a Lionel Messi y el resultado, en la máxima competencia, tampoco fue bueno. Con este panorama, no se afirma que una decisión fue la acertada y que la otra no, sino que ya conociendo como fueron los resultados se puede señalar que las Leonas tienen una buena base de recambio generacional de cara al futuro y que los dirigidos por Scaloni recién inician el largo y arduo recorrido, después de tanto trabajo tirado a la basura. Volver a empezar…

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar