¿Tenemos canje de deuda?

Por Carla Daniele Barra

· ¿Tenemos canje de deuda?
Este martes 4 de agosto vencería el plazo de adhesión para el canje de la deuda en dólares bajo ley extranjera. Si bien los datos preliminares de Caja de Valores arrojan que el 92% de las tenencias locales han adherido a la propuesta superando al 70% alcanzado en la propuesta anterior, ésta solo representa un 8,5% del total de la deuda a reestructurar.

A partir de lo anterior, el foco está puesto en lo que suceda con los tenedores externos hasta el martes. El gobierno debe alcanzar un porcentaje de adhesión del 66,6% del total de los bonos elegibles o al menos un 50% de los bonos de indenture 2005 y 2016 para realizar el canje; si no se llega a alguno de estos porcentajes, la deuda no se reestructuraría y el periodo de negociación se extendería probablemente hasta el próximo 28 de agosto. Dado el comunicado que expidió el grupo de bonistas en esta semana, en el cual manifiestan contar con un porcentaje de tenencias que podría bloquear el canje en caso de no adherirse, puede presumirse que el canje debería extenderse al menos por unas semanas más.

Un detalle importante es que el día de ayer venció el periodo de gracia para el pago de los intereses de los bonos Discount, por lo que a partir de hoy los bonos emitidos en el canje anterior técnicamente entraron en default así como también el bono a 100 años emitido durante la gestión de Macri. De esta forma, los Discount y el AC17 se suman a la lista de los bonos cuyo incumplimiento de sus pagos los coloca entre los bonos que efectivamente fueron defaulteados en este periodo como son el AA21, AA26 y AA46.

Si bien las partes parecen estar firmes con sus posturas, lo cierto es que las diferencias entre las propuestas es mínima, tal que suma en total 3 mil millones de dólares solamente. Por ello, el acuerdo es inminente pero todo parece indicar que el gobierno está buscando el momento oportuno para hacerlo. Tal como sugieren algunos analistas, de nada sirve dar una buena noticia en un contexto malo por lo que el gobierno podría estar dilatando la definición de este tema para coronar con la deuda reestructurada y la comunicación de un plan económico una vez finalizada la cuarentena.

Paralelamente, hoy vence el canje de la deuda en dólares de Provincia de Buenos Aires. Si bien se espera que el plazo de negociación se extienda un poco más en el tiempo (en línea con la reestructuración de los bonos soberanos), aún no hay anuncios concretos sobre el porcentaje de adhesión ni sobre la extensión de la fecha de vencimiento.

· Avances con la reestructuración de los bonos ley argentina
El día de ayer fue aprobado en el Senado el proyecto para la reestructuración de los bonos bajo ley local con unanimidad de votos, por lo que solo resta que pase por la Cámara de Diputados para que oportunamente se reglamente.

Tal como comentamos en informes anteriores, la propuesta respeta los lineamientos generales de la oferta extendida a los bonos bajo ley extranjera y se adhiere la opción de canjear los bonos en dólares por dos bonos en pesos con vencimiento en 2026 y 2028. En el caso que la propuesta a los acreedores externos sea mejorada, las nuevas condiciones también se harían extensibles a la oferta local.

· Aumenta la brecha cambiaria y se refuerzan medidas monetarias
En las últimas ruedas se aceleró la suba del tipo de cambio MEP y CCL, tal que las brechas con respecto al tipo de cambio oficial (A3500) retomaron a los niveles del 70% y 72%, respectivamente. En la medida que el dólar oficial se continúa devaluando de forma periódica a una tasa constante y se introducen medidas que limitan las operaciones bancarias con moneda extranjera, el tipo de cambio paralelo alcanzó los $136 y las presiones sobre el dólar financiero se acrecientan.

El trasfondo de lo anterior son los altos niveles de emisión monetaria destinados a financiar el incremento del déficit que acarrea el Tesoro, el cual está explicado por el mayor gasto público y la menor recaudación de ingresos públicos. Como veníamos anticipando, la inflación se encuentra contenida principalmente porque el dinero no circula y queda en stock en los bancos; sin embargo, una vez que el grado de liberación de la economía aumente y permita retornar a los niveles pre crisis, se vuelve necesaria la aplicación de una serie de medidas por parte de la autoridad monetaria para que el sistema no colapse.

El Banco Central parece haber anticipado tal riesgo, por lo que decretó el día de ayer un aumento en las tasas de interés mínimas para los plazos fijos minoristas. Si bien esta medida no afectaría la tasa Badlar, sí constituye un paso acertado para mantener a los ahorristas en pesos y que no se genere presión adicional al tipo de cambio.
De esta forma, la combinación el aumento de las tasas de interés y devaluación son medidas que van en línea con el objetivo de mantener las tensiones contenidas hasta que sea resuelta la reestructuración de la deuda y se pueda poner en marcha un plan económico que habilite un proceso de recuperación y reactivación de la actividad económica.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar