Una mirada sobre las acciones tecnológicas

Por Carla Daniele Barra

Desde las caídas registradas durante el mes de marzo por el despliegue del coronavirus a nivel mundial, las acciones tecnológicas fueron el sector que lideró la recuperación de los mercados en los últimos meses. Las FAANGs, acrónimo que representa a cinco exitosas y populares empresas de tecnología (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google), acumulan subas entre el 35% y el 75% en lo que va del año y en su conjunto representan más de un 25% de los índices de referencia internacional, arrastrando al resto de los papeles integrantes tanto en los momentos de subas como en las bajas.

Luego de registrar nuevos máximos históricos recientemente, el sell off en las acciones tecnológicas generó fuertes caídas en el mercado norteamericano que, desde el jueves de esta semana, viene acumulando bajas en torno al 5%, las mayores en los últimos tres meses. Los papeles del sector registraron bajas que en algunos casos, como el de Apple, alcanzaron el 10%.

En el medio de esta caída generalizada del sector tecnológico, los ADR de las empresas argentinas que cotizan en el mercado norteamericano también se vieron afectados. Así, los unicornios Globant y Mercado Libre, que venían acumulando subas entre el 75% y el 98% en lo que va de 2020, en las últimas dos ruedas también acumularon bajas alrededor del 10%.

El desencadenante detrás de estas caídas no es obvio. Por un lado, comienza a cobrar relevancia la incertidumbre política detrás de las elecciones presidenciales de Estados Unidos en la medida que nos acercamos al 3 de noviembre próximo. Por otro lado, la volatilidad también permanece elevada por la preocupación ante un posible rebote de coronavirus en el mundo.

Si bien puede parecer inconsistente con la performance de la economía norteamericana, con el alto desempleo y los nuevos casos de Covid-19, lo cierto es que las acciones tecnológicas parecen no tener techo. Dado el nivel de sobrecompra en este sector, algunos analistas encuentran similitudes con el boom de las puntocom en el año 2000 y sospechan que su desempeño de lugar a una nueva “burbuja”. Las acciones populares de hoy ciertamente incluyen algunas que se encuentran sobrevaloradas, pero también cabe destacar que están obteniendo ganancias a una escala que hace 20 años atrás resultaban inimaginables, tal como lo destaca John Authers.

Por lo tanto, el gran rendimiento de las acciones de las líderes tecnológicas proviene de la enorme rentabilidad que les ha permitido ganar poder de mercado en un mundo donde la digitalización y la interconexión rompió con los viejos estándares de comunicación. En las últimas semanas, acciones como Tesla y Apple realizaron un “Split” o desdoblamiento de sus acciones, hecho que también puede ser una explicación técnica de la corrección que estamos viendo. Esto en conjunto al anuncio de una nueva emisión de acciones por parte de Tesla se puede entender como un aumento de oferta de acciones, que tuvo su correlato en una caída de los precios de las mismas.

Al fin y al cabo, la ganancia en las empresas tecnológicas se mantiene intacta, por lo tanto no hay razones para pensar en esta caída como algo más que una corrección natural y necesaria del mercado que se puede interpretar como una toma de ganancias.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar