Empate técnico en Santa Fe

Del Sel y Lifschitz se disputaban voto a voto los comicios, en Río Negro se impuso Weretilneck

El año electoral tenía anoche, al cierre de esta edición, uno de los comicios más disputados de la historia en Santa Fe, uno de los distritos centrales del país, pues el candidato a gobernador del Pro, el humorista Miguel Del Sel, y el postulante del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), Miguel Lifschitz, se disputaban voto a voto la primacía en los comicios provinciales, seguidos muy de cerca por Omar Perotti, del Frente para la Victoria (FpV), a escasos puntos de diferencia. Mucho más tranquilas fueron las elecciones en Río Negro, donde desde temprano se conoció la reelección del gobernador Alberto Weretilneck por la alianza Juntos Somos Río Negro, que lograba el 52,72 por ciento de los votos sobre el 34 por ciento de Miguel Pichetto (FpV).
Con un total del 90,4 por ciento de mesas escrutadas, Lifschitz sumaba anoche un 30,72 por ciento de los votos mientras que Del Sel llegaba al un 30,65 por ciento, seguidos ambos muy de cerca por Perotti con el 29,18 por ciento de las preferencias. Si bien la situación era de un triple empate técnico, las principales figuras del Frente Cívico y Social salieron, alrededor de las 22, a adjudicarse el triunfo en base a sus propios números y la clara primacía que lograban en Rosario. "En toda la provincia estamos ganando la gobernación por medio punto", aseveró Lifschitz, quien consideró que “vamos a gobernar con todos y para todos los santafesinos”. Cual competencia discursiva, Del Sel salió minutos después a adjudicarse el triunfo por “un punto en toda la provincia” bajo los ruidosos cánticos de sus seguidores y la típica puesta festivalera del Pro. “Esto representa la alegría, el despertar del cambio, la gente quiere vivir feliz y estamos felices”, instó Del Sel a la tribuna. En cambio, Perotti llamó a la prudencia y se mantuvo en carrera al rechazar el diagnóstico de sus contrincantes y recordar el papelón protagonizado por el FPCyS en las primarias del 19 de abril, cuando “se adjudicaron un triunfo que después quedó comprobado que no fue”. 
 
Una situación de gran incertidumbre
 
Una situación inédita de incertidumbre se vivía anoche en Santa Fe ante la situación de empate técnico que se registraba entre los candidatos a gobernador del Pro, Miguel del Sel, y del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), Miguel Lifschitz, que se ubicaban apenas un punto y medio encima del postulante del Frente para la Victoria (FpV), Omar Perotti. La situación era tal que, a pesar de que el comicio es a mayoría simple y que tanto Del Sel como Lifschitz se adjudicaron la victoria, se anticipaba que inevitablemente habrá que esperar al escrutinio definitivo para terminar de definir la elección, ya que la diferencia entre los candidatos era de menor a 1.000 votos. Al cierre de esta edición, de hecho, ya había rumores sobre la presentación de una importante cantidad de pedidos de impugnación de distintas mesas, aunque el Observatorio Político Electoral de la Asociación Civil de Estudios Populares (ACEP) afirmó que la votación se “ha realizado con normalidad”. Situación que se potenciaba además porque cerca del 8 por ciento de los votos eran en blanco o impugnados. “Es muy exigua la diferencia como para andar adjudicándose el triunfo, hay que contar voto a voto hasta el final”, afirmó Perotti, que llamó a “resguardar la voluntad de la gente”. La situación se replicaba en cierta medida en la ciudad de Rosario, donde la postulante a la intendencia del FPCyS, Mónica Fein, se imponía a la postulante del Pro, Anita Martínez, por el 30,22 contra el 28,05 por ciento de los votos, seguidas por Roberto Sukerman, del FpV, con el 22,9 por ciento. 
El panorama opuesto se vivió en Río Negro, donde con apenas el 3 por ciento de las mesas escrutadas, el postulante del FpV, Miguel Angel Pichetto, salió a reconocer su derrota en manos del Alberto Weretilneck, que resultó reelecto al frente del Ejecutivo provincial por el 52,72 por ciento de los votos sobre el 34 por ciento del senador nacional. "Si hay alguien que ha ganado hoy es Río Negro, porque después de hoy está más unido porque siente que somos parte de un camino", sostuvo Weretilneck, que celebró que "el proceso de integración que iniciamos hace tres años y medio está consolidado". Un dato interesante fue que, con la candidatura de la senadora nacional Magdalena Odarda, el Frente Progresista lograba desplazar del tercer lugar a la UCR, al obtener el 9,88 por ciento de los votos contra el 3,39 del exgobernador Horacio Massaccesi.
 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar