Alarma en la ONU y la CIDH por la desaparición de un joven

El joven que fue visto por última vez el 30 de abril último tras salir de su casa de la localidad bonaerense de Pedro Luro y, según algunos testigos, lo vieron cuando lo subieron a un móvil policial

La Organización de Naciones Unidas (ONU) exigió al Estado argentino “inmediatez y exhaustividad de la investigación” por la desaparición de Facundo Astudillo Castro, el joven que fue visto por última vez el 30 de abril último tras salir de su casa de la localidad bonaerense de Pedro Luro (ver nota en página 15), y solicitó “la independencia de los profesionales intervinientes” y que se tengan “en cuenta todas las hipótesis posibles”.

De acuerdo al organismo, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) reclamó la intervención del Comité contra la Desaparición Forzada de la ONU luego de constituirse como querellante en la causa por la desaparición forzada de Astudillo. A raíz de la solicitud, la ONU emitió una comunicación dirigida al Estado argentino en la que, luego de describir los hechos y ponderar la información de prueba recibida, solicitó una serie de acciones urgentes con el objetivo de establecer el paradero del joven de 22 años, garantizar el debido proceso de la investigación y proteger a los testigos.

En tanto, en las últimas horas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reclamó, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, que el Estado argentino informe las acciones que estaría llevando a cabo para dar con el paradero o localización de Astudillo Castro y el avance en las investigaciones por los hechos alegados. El destino de Facundo aún es un misterio: mientras los agentes aseguran que lo dejaron ir, al menos tres testigos afirman que vieron cómo lo subían al asiento trasero de una camioneta Toyota Hilux de la fuerza provincial.

El gobernador bonaerense, Axel  Kicillof, dijo estar “preocupado” por la desaparición del joven, aseguró que se resolvió la “separación de la policía provincial” de la pesquisa para “investigar a fondo” y advirtió que no se va a “encubrir a nadie”. Sin embargo, para María del Carmen Verdú, referente de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi), la desaparición de Facundo “es la consecuencia de una decisión fatal que se tomó el 20 de marzo de dejar en manos de las fuerzas de seguridad el cumplimiento de las medidas sanitarias”.

La escalada represiva que advirtió Verdú escribió un nuevo capítulo el viernes último con la muerte de Lucas Verón, el joven que en su cumpleaños fue asesinado durante una persecución en el partido bonaerense de La Matanza y por cuyo crimen detuvieron a dos policías.

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar