Caso Astudillo Castro: abogados denuncian “intimidaciones”

Además, señalaron que en la Policía Bonaerense hay una trama de encubrimiento.

Los abogados de la familia del joven Facundo Astudillo Castro, de 22 años, quien fue visto por última vez el 30 de abril último tras salir de su casa de la localidad bonaerense de Pedro Luro hacia Bahía Blanca, denunciaron ayer amenazas por parte de los policías involucrados en la causa.

Luciano Peretto, quien junto a Leandro Aparicio, representan a los damnificados, presentó ante la jueza Federal Gabriela Marrón, a cargo del Juzgado N° 2 de Bahía Blanca, un escrito en el que señaló que el sábado, luego de la marcha convocada por familiares y amigos del joven, recibió un mensaje de whatsapp que señalaba que en un basural de la localidad de Mayor Buratovich, a 92 kilómetros de Bahía Blanca, “había un grupo de personas merodeando” en un lugar donde supuestamente había restos óseos humanos.

Al llegar al lugar junto a dos vecinos, Peretto se topó con el subcomisario Pablo Reguillón, quien lo amenazó señalando: “quédate tranquilo, yo me estoy guardando todos los links de los medios en los que estás hablando y cuando todo pase yo se bien lo que tengo que hacer”. Por su parte, Aparicio reiteró la existencia de una cadena de encubrimiento policial en el caso y sostuvo la hipótesis de la “desaparición forzada”. Además, se mostró satisfecho con la decisión de apartar a la Bonaerense de la investigación.

“Actualmente hay dos causas: una provincial por averiguación de paradero y otra causa federal, por la presunta desaparición forzada, en la cual somos querellantes particulares”, dijo el letrado. Entre las medidas solicitadas, mencionó un allanamiento en la subcomisaría de Mayor Buratovich donde se secuestró “la camioneta en la que, según testigos, subieron a Facundo, también las actas y los celulares de los cuatro policías” que supuestamente participaron en el hecho. No obstante, los uniformados no fueron apartados de sus funciones pese a los reclamos.

Según relató la madre del joven, el 30 de junio recibió un llamado en la que un joven le decía “mamá, vos no tenés una idea de dónde estoy yo. No me vas a volver a ver más”. Paralelamente, la Fiscalía de Bahía Blanca solicitó a personal de la Policía Federal la realización de una pericia de un patrullero con el fin de “levantar” muestras físicas (rastros) y biológicas (ADN y manchas hemáticas), entre otros elementos probatorios para incorporar al expediente. (Más información en la página 3).

 
© 1997 - 2019 Todos los derechos reservados. Diseñado y desarrollado por HoyDia.com.ar